Teatro para UCDM: Shakespeare y Julietta

Teatro para UCDM

Hoy os presentamos esta adaptación para realizar una obra de teatro en grupos de estudio de Un curso de milagros. Está realizada por nuestro colaborador Marcel Vincent. Maestro de UCDM. Esperamos que os guste y que disfrutéis representándola en vuestras reuniones.

Shakespeare y Julietta

(Shakespeare está sentado y está escribiendo un soneto; pluma en mano, vela encendida y máscara en mesa, dos sillas)

Shakespeare lee en voz alta:

¿Qué verdad, qué luz se abre paso

a través de la ventana de mi mente?

Oh, es el sol del Espíritu Santo, venido del este.

Levanta amigo mío, disuelve el ego lunar

que ya está pálido y enfermo de pesar,

pues Tú, Ser de Verdad, eres mucho mayor.

Oh, Él es el Niño Cristo, sí, es mi Amor

y el resplandor de mi mente. Si yo lo que Soy supiera,

avergonzaría a cada estrella como la luz diurna a una vela.

Mi Mente en el Cielo brillaría con fulgor por regiones ignotas

y el mundo, no conocería la noche.

(Mientras se escucha la frase final Julietta entra y se mueve hacia la mesa, por el camino tropieza con un baúl haciendo un poco de ruido, y finalmente se sienta frente a él)

Sh: Vaya, ¿quién es? ah, eres tú, Julietta. ¿No deberías estar ensayando? La representación es pasado mañana, recuerdas?

Julietta: Y lo estaba, maestro, pero había varias frases que no entendía y, para no

interrumpirte continuamente, las he apuntado para que me las explicaras.

  1. Sh: Claro, necesitas comprender para aprender. “El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje.”

Jul: Gracias, a ver…si, dice: “El amor de los jóvenes no está en el corazón, sino en los

ojos. El amor verdadero no mira con los ojos, sino con la mente”.

Sh: Mi querida y jovencita actriz, normalmente los jóvenes no saben amar. No saben que el amor, que es lo único real, va más allá de las apariencias del cuerpo. No saben que lo único que te hace feliz es amar, y lo peor de todo: creen que sólo el amor a su pareja es amor y el resto de relaciones, relaciones de conveniencia.

Jul: ¿Cómo es eso, maestro?

Sh: Casi todo el mundo cree que es un cuerpo. “¡Oh, qué hermosa apariencia tiene la falsedad!” Pero cada persona es infinítamente más que eso. Sólo sienten las hormonas subir y bajar, y así son sus experiencias, como las que se tienen en una noria. Por eso suelen tener varias relaciones que tienen comienzo de subida emocional y pasional pero que tienen un fin igualmente violento y mueren, como el fuego y la pólvora, que, al besarse, se consumen. La miel más dulce empalaga por su mismo excesivo dulzor, y, al gustarla, embota el paladar. Ama, pues, con mesura, que así se conduce al verdadero amor. Tan tarde llega el que va demasiado aprisa como el que va demasiado despacio. Pero será mejor que dejemos esa ardiente imaginación de los amantes y esas extravagantes fantasías que van más allá de lo que la razón puede percibir.

Jul:Bue… Supongo maestro, que es así, pero es que … en el fondo me da miedo entregarme mucho, para que luego me abandonen…

Sh: Ah, el miedo y la duda. Pero si acabo de decirte que sólo el amor es real.

Jul:Oh, Romeo, conservar algo que me ayude a recordarte sería admitir que te puedo olvidar”

Sh: Exacto, es imposible dejar de amar a la persona a la que amas. Si ya no la amas, es que nunca lo hiciste, y tan sólo viviste un sueño, una ilusión que no era real. “Estamos hechos de la misma materia que los sueños. Nuestro pequeño mundo está rodeado de sueños”

Muchas veces entendemos por amor, lo que es verdadera desgracia.

Jul: Entonces, ¿la duda es lo mismo que el miedo?

Sh: La duda, mi querida amante, es una cara del miedo, que es lo opuesto al amor. Pero como dice Un Curso de Milagros, el amor, que todo lo abarca, no puede tener opuestos. La duda es el instante en que paralizamos la posibilidad de elegir lo que más nos conviene, y proviene del miedo a equivocarnos. Y nos convertimos en ese asno hambriento ante dos montones de paja que, indeciso de cuál probar primero, se murió de hambre… Ah, la duda. “Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea engañosa, pero no dudes jamás de que amo”

Jul: “Nuestras dudas son traidores que con frecuencia nos hacen perder el bien, que habríamos podido ganar, con el temor de intentarlo.”

Sh: Bravo. En cuanto al miedo, de todas las bajas pasiones, el miedo es sin duda la más maldita. Por lo tanto, muestra tu valor y envaina la espada.” En cuanto a tu miedo a que te abandonen, no lo tengas querida, pues no puedes amar si tienes miedo. Sólo estás aprendiendo, y “Algunas caídas son el medio para levantarse a situaciones más felices. Y como te he dicho antes, casi nadie vive en la realidad. “El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen.”

Jul: No entiendo, maestro. ¿Casi nadie vive en la realidad?

  1. Sh: Tener miedo es imaginar. Imaginar es fantasear. Fantasear es vivir fuera de la realidad. Mientras no vivimos en la Realidad, no somos. Estamos como muertos. Cuando nos atrevemos a amar, vivimos… (levantando la calavera) Ah, “Ser o no ser, ésta es la cuestión. Morir, dormir, nada más.” “Morir, dormir… ¿dormir? Tal vez soñar.”

Jul:“La vida es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que no tiene ningún sentido”. “El mundo entero es un teatro.”

Sh: Así es, mi amada, así es. “Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez.”

Jul:Vaya, eso es muy bonito. Entonces, si he entendido bien, no sólo he de amar a mi pareja sino también a otras personas…¿y esto cómo es?

Sh:Ya lo dijo el mayor maestro que ha pisado este mundo. El que está delante de tí, sin tú saberlo, es tu hermano. Más concretamente, eres tú, que formas una Unidad con él o ella…y los dos sois Uno “Oh es a ti, otro yo mismo, a quien elogio.” En realidad, toda la humanidad es Una. Formamos una realidad indivisible y llena de Grandeza.

Jul:¿Indivisible? ¿y llena de Grandeza? No entiendo nada. ¡Si mi familia y la de mi amado están enfrentadas!

Sh: “No temáis a la grandeza. En este mundo de ilusiones, donde la pobreza y el sentirse pequeño parece lo único real; algunos nacen grandes, algunos logran grandeza, a algunos la grandeza le es impuesta y a otros la grandeza… les queda grande.”.Como dijo Julio César, “¡La culpa, querido Brutus, no es de nuestras estrellas, sino de nosotros mismos que consentimos en ser inferiores! Dios nos ha dado una cara y nosotros nos hacemos otra. En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser.

Jul: Es cierto, siento que soy mucho más grande de lo creo, o me han dicho. “Podría estar encerrada en una cáscara de nuez y sentirme reina de un espacio infinito”

Pero sigo sin entender lo de la indivisión. Si hay guerras por todos sitios, y unos hacen mal a otros…¿dónde está el amor? ¿están también soñando?

Sh: No lo dudes, querida. Están muertos antes del final de la contienda, porque no aman. Pero como dice UCDM, siempre pueden elegir de nuevo, siempre pueden elegir amar. “El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.”

No saben que después de muertos volverán al sueño de lo que llamamos vida, a afrontar su destino de nuevo. Y volverán a elegir.

Jul: ¿Y qué tienen que aprender?

Sh: Creen que al que se enfrentan es su enemigo y esto ocurre porque antes lo han juzgado así. “La ira es un veneno que uno toma esperando que muera el otro.”

Jul: Supongo, pero a veces hay personas que hacen cosas que son muy difíciles de soportar.

Sh: Si no perdonas tu destino y aprendes, estás condenado a repetirlo. En cuanto a esas personas, ya se están quemando en la hoguera ellas solas, porque no escaparán a su destino, y todo lo que hagan se les volverá en contra, ahora o después. Por lo tanto, “Hereje no es el que arde en la hoguera. Hereje es el que la enciende.” UCDM dice: ¿quieres tener razón o ser feliz? Si quieres ser feliz ama. Si juzgas, no estás amando. “Juzgar a otro es juzgarse a uno mismo.” Como yo mismo escribí en Macbeth: “Quien saque como vosotros bien del mal, y haga amigo al enemigo, llevará la bendición de Dios.”

Jul: De alguna forma siempre lo he sabido, maestro. No entiendo esa absurda rivalidad entre Capuletos y Montescos, aunque venga de muy antiguo, desde varias generaciones atrás. ¿por qué no querrán dejarlo ya?

Sh: Es su destino, y no podrán esquivarlo hasta que quieran elegir de nuevo, escuchando al Espíritu Santo que llevan dentro. De momento sólo quieren escuchar a su ego, que es su demonio interior. Y lo dejan todo para el mañana. Ah “Esa engañosa palabra mañana, mañana, mañana, nos va llevando por días al sepulcro, y la falaz lumbre del ayer ilumina al necio hasta que cae en la fosa.”

Jul: Ah, el tiempo. “El tiempo es muy lento para los que esperan, muy rápido para los que temen, muy largo para los que sufren, muy corto para los que gozan; pero para quienes aman, el tiempo es eternidad.”

Sh: Sí, como dijo Einstein, el tiempo es una ilusión. “En un minuto hay muchos días.” Así que El hombre cauto jamás llora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras.”

Jul: No viven el presente, sólo viven en el pasado. Entiendo cuando dices que están muertos en vida. “Lamentar un infortunio pasado, y que no existe, es la más segura vía de crearse otro infortunio.”

Sh: “El pasado es un prólogo de un libro, ¿quién es tan loco como para preferirlo al texto?

(levantando la calavera) Ah, “Ser o no ser, ésta es la cuestión. Morir, dormir, nada más.” “Dormir, morir, … ¿morir? Tal vez soñar.”

FIN

* Poema de Shakespeare tomado de la página 276, de La desaparición del Universo, libro de Gary Renard.

Se ha escogido una traducción libre al español por motivos literarios.

Marcel Vincent. Maestro de UCDM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *