Feliz Cumpleaños, Cristo

Hoy parece ser que es el día de mi “cumpleaños”, aunque ya sabemos que el tiempo no existe realmente, sino que es una consecuencia de nuestra percepción por la separación.

El tiempo es tu amigo si lo pones a la disposición del Espíritu Santo. Él necesita muy poco para restituirte todo el poder de Dios. Aquel que trasciende el tiempo por ti, entiende cuál es el propósito del tiempo. 

Un curso de milagros

Dice un curso de milagros que el ego te enseña que el cielo está aquí y ahora, y que el futuro es el infierno. Quiere confundirte, para que no despiertes de este sueño, que es reflejo del verdadero infierno, el cual es la creencia en la separación de nuestro único Ser.

El uso que el ego hace del tiempo es aterrador, pues proyecta el pasado en el futuro, impidiéndonos disfrutar del único momento que existe: el presente.

Pues bien, hoy os reuniréis celebrando mi nacimiento, y os quería recordar que no me he olvidado de vosotros (como dicen por ahí), y que estoy con los brazos abiertos esperando para acompañaros en vuestro viaje hacia la divinidad, la paz y la verdad. Vuestras mentes dormidas son las que cayeron en el olvido y llenaron el vacío que dejó el amor de Dios con imágenes aterradoras y dementes, creyendo que es lo único que merecíamos por haber querido hacer planes sin nuestro Creador.

Pero no temas, es todo un mal sueño del que vas a despertar. Yo lo hice, y alcancé la compleción con el único Ser. Estoy aquí para ayudarte en el camino, y hacerte entender que eres inocente. Ningún mal que aparentemente exista fuera es real, ni puede amenazar tu verdadera integridad y tu única realidad. Nunca te castigarías por haber tenido un mal sueño… Más bien te preocuparía un poco pensar que esos pensamientos hayan salido de tu mente inconsciente… pero nada más. De igual manera comprende que, tu mente inconsciente y tu ego, son los que proyectan las maldades que crees vivir en este mundo, como consecuencia del miedo y la culpa que aún sientes dentro de ti.

Comprende que todo es una ilusión.

Despertarás de ella cuando te perdones a ti mismo, y al resto de Hijos de Dios, pues sois sólo uno. No puedes perdonar al Hijo de Dios cuando excluyes del perdón a alguien o te excluyes tú. Sería como estar enfadado con una parte de tu cuerpo condenándola por haber hecho algo por su cuenta, cosa totalmente imposible.

Tú puedes ser un testigo perfecto del poder del amor y de la justicia, si comprendes que es imposible que el Hijo de Dios merezca venganza. (UCDM)

Os pido que no caiga en vano mi mensaje, que no escuchéis mis palabras como esas palabras tan repetidas y repetidas a lo largo de años y años de distorsionar su verdadero mensaje, que no las oigáis como frases hechas que ya no significan nada, que escuchéis mis palabras y penséis bien lo que os estoy diciendo, pues provienen de la voz de la Verdad…

Cristo-ok

No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados, perdonad y seréis perdonados, dad y se os dará. Porque la medida que uséis con los demás se usará con vosotros. Esa es la clave para la verdadera felicidad en vuestro paso por ese cuerpo que “tenéis” en la Tierra, y que lleguéis al final del camino lo más felices posible .

Esta noche estaré a tu lado, como siempre he estado, pero tú serás más consciente de que estoy ahí. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre allí estoy yo en medio de ellos.

Que paséis feliz noche en la mejor compañía.

Feliz Navidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *