El Canto de Oración UCDM

El Canto de Oración UCDM

Hoy os ofrezco esta lectura recomendada a los estudiantes de Un Curso de Milagros: El Canto de Oración UCDM.

Me ha llegado vía WhatsApp a través de un grupo de Un Curso de Milagros, pero al parecer proviene de www.bibliotecaespiritual.com.

El libro empieza así:

El canto de oración es un escrito breve dictado por Jesús a Helen Schucman entre septiembre y
noviembre de 1977. El procedimiento empleado para el dictado fue exactamente el mismo que el
utilizado para el Curso de Milagros, por lo que el resultado final es un texto absolutamente
consistente en forma y contenido con el Curso.
Se trata de un texto muy clarificador sobre la interpretación verdadera de los tres conceptos
fundamentales de la enseñanza del Curso; la oración, el perdón y la sanación, así como su relación
entre ellos. También expone con claridad la actitud correcta con la que deben ser abordados, que
en los tres casos es la misma: hacerse a un lado y dejar al Espíritu Santo resolver.
Merece una mención especial el carácter clarificador y reconfortante de los comentarios que se
recogen con respecto a la muerte, entendida felizmente como recompensa y tránsito a un nivel de
experiencia de ser más deseable que el que este mundo nos ofrece.
El documento está lleno de interesantísimos pasajes. Algunos párrafos del capítulo de la oración
contienen expresiones de exquisito misticismo, equiparables a los mejores textos de literatura
espiritual nunca escritos. Otros, en la sección del perdón, evidencian la extraordinaria profundidad
de análisis psicológico característica de todo el Curso. Y en el capítulo de la sanación, encontramos
pasajes de una ternura insuperable y conmovedora, cuando describe la relación del Padre con el
Hijo.
No puedo sino acabar transcribiendo la última frase del documento, auténtico corolario del
mismo y del Curso.
Y recuerda esto; no importa lo que pienses acerca de ti mismo o sobre el mundo, tu Padre Te
necesita y Te llamará hasta que vuelvas a Él en paz finalmente.

Para descargar el libro pulsa este enlace:

El Canto de Oración UCDM

Espero que os guste y facilite vuestro estudio del curso.

Suscríbete al blog en el menú de la página para no perderte el boletín mensual en el que te aviso de novedades tan interesantes como ésta.

Regalo: Fondos Escritorio UCDM

Aquí tienes un regalo para personalizar el fondo de escritorio de tu ordenador. Espero que te gusten.

Pulsa sobre las imágenes para ampliar y luego pincha en ellas con el botón derecho para seleccionar la opción “guardar imagen como”. Se descargará la imagen en tu ordenador.

deseoelproblemaolasolucion

elperdoneslallavedelafelicidad

ensena-solamente-amor-pues-eso-es-lo-que-eres-un-curso-de-milagrost-6-i-13-2

lavidaesunsueno

untitled-design

Teatro para UCDM: Shakespeare y Julietta

Teatro para UCDM

Hoy os presentamos esta adaptación para realizar una obra de teatro en grupos de estudio de Un curso de milagros. Está realizada por nuestro colaborador Marcel Vincent. Maestro de UCDM. Esperamos que os guste y que disfrutéis representándola en vuestras reuniones.

Shakespeare y Julietta

(Shakespeare está sentado y está escribiendo un soneto; pluma en mano, vela encendida y máscara en mesa, dos sillas)

Shakespeare lee en voz alta:

¿Qué verdad, qué luz se abre paso

a través de la ventana de mi mente?

Oh, es el sol del Espíritu Santo, venido del este.

Levanta amigo mío, disuelve el ego lunar

que ya está pálido y enfermo de pesar,

pues Tú, Ser de Verdad, eres mucho mayor.

Oh, Él es el Niño Cristo, sí, es mi Amor

y el resplandor de mi mente. Si yo lo que Soy supiera,

avergonzaría a cada estrella como la luz diurna a una vela.

Mi Mente en el Cielo brillaría con fulgor por regiones ignotas

y el mundo, no conocería la noche.

(Mientras se escucha la frase final Julietta entra y se mueve hacia la mesa, por el camino tropieza con un baúl haciendo un poco de ruido, y finalmente se sienta frente a él)

Sh: Vaya, ¿quién es? ah, eres tú, Julietta. ¿No deberías estar ensayando? La representación es pasado mañana, recuerdas?

Julietta: Y lo estaba, maestro, pero había varias frases que no entendía y, para no

interrumpirte continuamente, las he apuntado para que me las explicaras.

  1. Sh: Claro, necesitas comprender para aprender. “El aprendizaje es un simple apéndice de nosotros mismos; dondequiera que estemos, está también nuestro aprendizaje.”

Jul: Gracias, a ver…si, dice: “El amor de los jóvenes no está en el corazón, sino en los

ojos. El amor verdadero no mira con los ojos, sino con la mente”.

Sh: Mi querida y jovencita actriz, normalmente los jóvenes no saben amar. No saben que el amor, que es lo único real, va más allá de las apariencias del cuerpo. No saben que lo único que te hace feliz es amar, y lo peor de todo: creen que sólo el amor a su pareja es amor y el resto de relaciones, relaciones de conveniencia.

Jul: ¿Cómo es eso, maestro?

Sh: Casi todo el mundo cree que es un cuerpo. “¡Oh, qué hermosa apariencia tiene la falsedad!” Pero cada persona es infinítamente más que eso. Sólo sienten las hormonas subir y bajar, y así son sus experiencias, como las que se tienen en una noria. Por eso suelen tener varias relaciones que tienen comienzo de subida emocional y pasional pero que tienen un fin igualmente violento y mueren, como el fuego y la pólvora, que, al besarse, se consumen. La miel más dulce empalaga por su mismo excesivo dulzor, y, al gustarla, embota el paladar. Ama, pues, con mesura, que así se conduce al verdadero amor. Tan tarde llega el que va demasiado aprisa como el que va demasiado despacio. Pero será mejor que dejemos esa ardiente imaginación de los amantes y esas extravagantes fantasías que van más allá de lo que la razón puede percibir.

Jul:Bue… Supongo maestro, que es así, pero es que … en el fondo me da miedo entregarme mucho, para que luego me abandonen…

Sh: Ah, el miedo y la duda. Pero si acabo de decirte que sólo el amor es real.

Jul:Oh, Romeo, conservar algo que me ayude a recordarte sería admitir que te puedo olvidar”

Sh: Exacto, es imposible dejar de amar a la persona a la que amas. Si ya no la amas, es que nunca lo hiciste, y tan sólo viviste un sueño, una ilusión que no era real. “Estamos hechos de la misma materia que los sueños. Nuestro pequeño mundo está rodeado de sueños”

Muchas veces entendemos por amor, lo que es verdadera desgracia.

Jul: Entonces, ¿la duda es lo mismo que el miedo?

Sh: La duda, mi querida amante, es una cara del miedo, que es lo opuesto al amor. Pero como dice Un Curso de Milagros, el amor, que todo lo abarca, no puede tener opuestos. La duda es el instante en que paralizamos la posibilidad de elegir lo que más nos conviene, y proviene del miedo a equivocarnos. Y nos convertimos en ese asno hambriento ante dos montones de paja que, indeciso de cuál probar primero, se murió de hambre… Ah, la duda. “Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea engañosa, pero no dudes jamás de que amo”

Jul: “Nuestras dudas son traidores que con frecuencia nos hacen perder el bien, que habríamos podido ganar, con el temor de intentarlo.”

Sh: Bravo. En cuanto al miedo, de todas las bajas pasiones, el miedo es sin duda la más maldita. Por lo tanto, muestra tu valor y envaina la espada.” En cuanto a tu miedo a que te abandonen, no lo tengas querida, pues no puedes amar si tienes miedo. Sólo estás aprendiendo, y “Algunas caídas son el medio para levantarse a situaciones más felices. Y como te he dicho antes, casi nadie vive en la realidad. “El amor, como ciego que es, impide a los amantes ver las divertidas tonterías que cometen.”

Jul: No entiendo, maestro. ¿Casi nadie vive en la realidad?

  1. Sh: Tener miedo es imaginar. Imaginar es fantasear. Fantasear es vivir fuera de la realidad. Mientras no vivimos en la Realidad, no somos. Estamos como muertos. Cuando nos atrevemos a amar, vivimos… (levantando la calavera) Ah, “Ser o no ser, ésta es la cuestión. Morir, dormir, nada más.” “Morir, dormir… ¿dormir? Tal vez soñar.”

Jul:“La vida es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y de furia, que no tiene ningún sentido”. “El mundo entero es un teatro.”

Sh: Así es, mi amada, así es. “Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes prueban la muerte sólo una vez.”

Jul:Vaya, eso es muy bonito. Entonces, si he entendido bien, no sólo he de amar a mi pareja sino también a otras personas…¿y esto cómo es?

Sh:Ya lo dijo el mayor maestro que ha pisado este mundo. El que está delante de tí, sin tú saberlo, es tu hermano. Más concretamente, eres tú, que formas una Unidad con él o ella…y los dos sois Uno “Oh es a ti, otro yo mismo, a quien elogio.” En realidad, toda la humanidad es Una. Formamos una realidad indivisible y llena de Grandeza.

Jul:¿Indivisible? ¿y llena de Grandeza? No entiendo nada. ¡Si mi familia y la de mi amado están enfrentadas!

Sh: “No temáis a la grandeza. En este mundo de ilusiones, donde la pobreza y el sentirse pequeño parece lo único real; algunos nacen grandes, algunos logran grandeza, a algunos la grandeza le es impuesta y a otros la grandeza… les queda grande.”.Como dijo Julio César, “¡La culpa, querido Brutus, no es de nuestras estrellas, sino de nosotros mismos que consentimos en ser inferiores! Dios nos ha dado una cara y nosotros nos hacemos otra. En nuestros locos intentos, renunciamos a lo que somos por lo que esperamos ser.

Jul: Es cierto, siento que soy mucho más grande de lo creo, o me han dicho. “Podría estar encerrada en una cáscara de nuez y sentirme reina de un espacio infinito”

Pero sigo sin entender lo de la indivisión. Si hay guerras por todos sitios, y unos hacen mal a otros…¿dónde está el amor? ¿están también soñando?

Sh: No lo dudes, querida. Están muertos antes del final de la contienda, porque no aman. Pero como dice UCDM, siempre pueden elegir de nuevo, siempre pueden elegir amar. “El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.”

No saben que después de muertos volverán al sueño de lo que llamamos vida, a afrontar su destino de nuevo. Y volverán a elegir.

Jul: ¿Y qué tienen que aprender?

Sh: Creen que al que se enfrentan es su enemigo y esto ocurre porque antes lo han juzgado así. “La ira es un veneno que uno toma esperando que muera el otro.”

Jul: Supongo, pero a veces hay personas que hacen cosas que son muy difíciles de soportar.

Sh: Si no perdonas tu destino y aprendes, estás condenado a repetirlo. En cuanto a esas personas, ya se están quemando en la hoguera ellas solas, porque no escaparán a su destino, y todo lo que hagan se les volverá en contra, ahora o después. Por lo tanto, “Hereje no es el que arde en la hoguera. Hereje es el que la enciende.” UCDM dice: ¿quieres tener razón o ser feliz? Si quieres ser feliz ama. Si juzgas, no estás amando. “Juzgar a otro es juzgarse a uno mismo.” Como yo mismo escribí en Macbeth: “Quien saque como vosotros bien del mal, y haga amigo al enemigo, llevará la bendición de Dios.”

Jul: De alguna forma siempre lo he sabido, maestro. No entiendo esa absurda rivalidad entre Capuletos y Montescos, aunque venga de muy antiguo, desde varias generaciones atrás. ¿por qué no querrán dejarlo ya?

Sh: Es su destino, y no podrán esquivarlo hasta que quieran elegir de nuevo, escuchando al Espíritu Santo que llevan dentro. De momento sólo quieren escuchar a su ego, que es su demonio interior. Y lo dejan todo para el mañana. Ah “Esa engañosa palabra mañana, mañana, mañana, nos va llevando por días al sepulcro, y la falaz lumbre del ayer ilumina al necio hasta que cae en la fosa.”

Jul: Ah, el tiempo. “El tiempo es muy lento para los que esperan, muy rápido para los que temen, muy largo para los que sufren, muy corto para los que gozan; pero para quienes aman, el tiempo es eternidad.”

Sh: Sí, como dijo Einstein, el tiempo es una ilusión. “En un minuto hay muchos días.” Así que El hombre cauto jamás llora el mal presente; emplea el presente en prevenir las aflicciones futuras.”

Jul: No viven el presente, sólo viven en el pasado. Entiendo cuando dices que están muertos en vida. “Lamentar un infortunio pasado, y que no existe, es la más segura vía de crearse otro infortunio.”

Sh: “El pasado es un prólogo de un libro, ¿quién es tan loco como para preferirlo al texto?

(levantando la calavera) Ah, “Ser o no ser, ésta es la cuestión. Morir, dormir, nada más.” “Dormir, morir, … ¿morir? Tal vez soñar.”

FIN

* Poema de Shakespeare tomado de la página 276, de La desaparición del Universo, libro de Gary Renard.

Se ha escogido una traducción libre al español por motivos literarios.

Marcel Vincent. Maestro de UCDM.

Lección 130 Un curso de milagros

LECCIÓN 130

Es imposible ver dos mundos.

1. La percepción es congruente 2Lo que ves refleja lo que pien­sas. 3Y lo que piensas no es sino un reflejo de lo que quieres ver. 4Tus valores determinan esto, pues no puedes sino desear ver aquello que valoras, al creer que lo que ves existe realmente. 5Nadie puede ver un mundo al que su mente no le haya confe­rido valor. 6Y nadie puede dejar de ver lo que cree desear.

2. Sin embargo, ¿quién puede odiar y al mismo tiempo amar? 2¿Quién puede anhelar aquello que él no desea que sea real? 3¿Quién puede elegir ver un mundo del que tiene miedo? 4El miedo no puede sino cegar, pues ésta es su arma: que no puedes ver aquello que temes ver. 5El amor y la percepción, por lo tanto, van de la mano, pero el miedo oculta en las tinieblas lo que se encuentra ahí.

3. ¿Qué puede, entonces, proyectar el miedo sobre el mundo? 2¿Qué puede verse en las tinieblas que sea real? 3La verdad se ve eclipsada por el miedo, y el resto es todo imaginado. 4Mas ¿qué puede ser real en las ciegas imaginaciones nacidas del pánico? 5¿Qué es lo que quieres para que sea esto lo que se te muestra? 6¿Qué ibas a querer conservar de un sueño así?

4. El miedo ha dado lugar a todo lo que crees ver: 2a toda separa­ción, a todas las distinciones y a la multitud de diferencias que crees que configuran el mundo. 3Ninguna de estas cosas existe. 4El enemigo del amor las inventó. 5Mas el amor no puede tener enemigos, de modo que no tienen fundamento, existencia o con­secuencia alguna. 6Se les puede atribuir valor, pero siguen siendo irreales. 7Se puede ir en pos de ellas, mas no se pueden hallar. 8Hoy no iremos en su busca ni desperdiciaremos el día buscando lo que no se puede hallar.

5. Es imposible ver dos mundos que no tienen nada en común. 2Si vas en pos de uno, el otro desaparece. 3Sólo uno de ellos puede permanecer. 4Ambos constituyen la gama de alternativas que tie­nes ante ti, más allá de la cual no hay nada que puedas elegir. 5Lo real y lo irreal son las únicas alternativas entre las que puedes elegir. 6No hay ninguna otra.

6. Hoy intentaremos no transigir allí dónde es imposible hacerlo. 2El mundo que ves es la prueba de que ya has elegido algo que es tan completamente abarcador corno lo es su opuesto: 3Lo que deseamos aprender hoy es algo más que la simple lección de que no puedes ver dos mundos. 4Esta lección enseña también que el mundo que ves es completamente congruente desde el punto de vista desde el que lo contemplas. 5Es un sólo bloque porque pro­cede de una sola emoción, y su origen se ve reflejado en todo lo que ves.

7. En seis ocasiones hoy, llenos de gratitud, dedicaremos gustosa­mente cinco minutos al pensamiento que pone fin a toda transi­gencia y a toda duda, y las transcenderemos todas como si de una sola se tratase. 2No haremos miles de distinciones sin sentido, ni intentaremos conservar una pequeña porción de la irrealidad cuando consagremos nuestras mentes a hallar sólo lo que es real.

8. Comienza tu búsqueda del otro mundo pidiendo que se te con­ceda una fortaleza superior a la tuya, y reconociendo qué es lo que persigues. 2No deseas más ilusiones. 3Y te preparas para esos cinco minutos vaciando tus manos de todos los vanos tesoros de este mundo. 4Esperas la ayuda de Dios, según dices:

5Es imposible ver dos mundos.

6Permítaseme aceptar la fortaleza que Dios me ofrece y no ver valor alguno en este mundo, para así poder hallar mi libertad y mi salvación.

9. Dios estará allí, 2pues habrás invocado el formidable e infalible Poder que, lleno de gratitud, dará este gigantesco paso contigo. 3No dejarás de advertir Su agradecimiento expresado en una per­cepción tangible y verdadera. 4No dudarás de lo que contemples, pues aunque se trate de una percepción, no se trata de una de la que tus ojos por sí solos hayan visto jamás. 5Y sabrás que la forta­leza de Dios te respaldó cuando tomaste esta decisión.

10. Rechaza hoy de inmediato cualquier tentación que se presente, recordando simplemente la gama de tus alternativas. 2Pues lo que ves, y lo único que ves, es lo irreal o lo real, lo falso o lo verdadero. 3La percepción es congruente con tu elección, y según elijas, expe­rimentarás el Cielo o el infierno.

11. Acepta una pequeña parte del infierno como real, y habrás con­denado tus ojos y maldecido tu vista, y lo que contemples será ciertamente el infierno. 2No obstante, la liberación que te ofrece el Cielo sigue estando a tu alcance como una de las alternativas que puedes elegir para que ocupe el lugar de todo lo que el infierno quiere mostrarte. 3Lo único que necesitas decirle a cualquier parte del infierno, sea cual sea la forma que adopte, es esto:

4Es imposible ver dos mundos.

5Lo único que deseo es mi libertad y mi salvación, y esto no forma parte de lo que quiero.

La corrección del error: la creencia en la enfermedad

LA CORRECCIÓN DEL ERROR: PRÁCTICA. CASO D) EL ERROR DE CREER QUE SE ESTÁ ENFERMO.

CONDICIONES PREVIAS:

⇰ Si alguien me ve enfermo a mi, puedo responder algo como: “estoy bien, no te preocupes”, mientras pensamos “estoy en tus manos, Padre, todo está bien”.

ALGUIEN ME EMPIEZA A CONTAR QUE ESTÁ ENFERMO

⇰ Si no me pide ayuda, NO ME ENTROMETO. Le escucho mientras por dentro pienso: “Espíritu Santo, te entrego lo que veo/oigo porque no tiene sentido”.
⇰ Si me pide ayuda o está conforme en que le hable pero se arrepiente después, PARO DE HABLAR.
⇰ Si sigue queriendo: Me pongo en manos del Espíritu Santo (estoy relajado y confío).
⇰ No debo creerme “su película”, su historia. No tiene ningún sentido, por lo que NO REACCIONO NI CONDENO, aunque me haya enterado de todo, y no se lo cuento a nadie.
⇰ Si yo también siento algo parecido, entregamos los dos.
⇰ (Pienso en silencio) soy uno con la gran mente y sé que mis errores ya han sido corregidos, soy puro e inocente, no hay culpa.
⇰ (Pienso en silencio) nada de lo que veo es físico, sino mental.

PRÁCTICA

☛ YO SÓLO SOY UN GUÍA, NO CURO. Los errores los deshace el Espíritu Santo en cuanto la otra persona los entrega. El milagro ocurre en ese mismo instante, independientemente de lo que vea en el exterior. Texto, pág. 329.

☛ Dile: “ENTREGA AL Espíritu Santo LOS SÍNTOMAS DE TU CUERPO. Parece que eso es lo que te ha quitado la paz, pero no es así: no tenías paz antes de ello. No tiene sentido nada de lo que ves. A cambio de tu “regalo”, el Espíritu Santo te da nuestra Paz (Lección 331, 10.6) y te enseña tu identidad (Lección 93, 94, 95; MM, 43).

☛ Dile: ENTREGA AL Espíritu Santo tu reacción a esa situación. Es decir, ENTREGA LO QUE SIENTES O LOS PENSAMIENTOS QUE SE TE PASAN. Los sentimientos (rabia, tristeza, decepción, sentirse traicionado, enfado, envidia…) no nos convienen, porque son mentira y ocultan la Verdad, pero antes de que el Espíritu Santo los deshaga, debemos reconocer que los tenemos. Por ejemplo, el sentimiento de culpa es una mentira porque, aunque lo sienta, Yo no soy culpable. El Amor no es un sentimiento sino la Realidad, y los “sentimientos positivos” como la alegría son estados temporales antes de pasar al Gozo Eterno.

☛ YO APRENDO DEL ERROR. De poco sirve sentir y entregar si no aprendes de lo que te ha pasado. Volverás a pasar por lo mismo. SI le veo como un cuerpo, pensaré que YO SOY UN CUERPO.

Marcel Vincent, maestro UCDM en Murcia, España

La serie de artículos LA CORRECCIÓN DEL ERROR consta de 4 pasos que son:

CASO A La corrección del error en mí

CASO B La corrección del error en el prójimo

CASO C La corrección del error: salud/enfermedad (versión extendida de La verdadera sanación)

CASO D La corrección del error: la creencia en la enfermedad

La corrección del error: salud/enfermedad

LA CORRECCIÓN DEL ERROR CASO C: LA VERDADERA SANACIÓN

Este artículo es una revisión del artículo La verdadera sanación, añadiendo un CASO C a los anteriores artículos de la corrección del error. En total La corrección del error consta de 4 artículos que son A, B, C y D.

TÚ ELIGES SI SEGUIR CIEGO O EMPEZAR A VER DE VERDAD. TÚ ELIGES QUÉ QUIERES VER AL MIRAR EL MUNDO: UNIDAD O DUALIDAD. SALUD O ENFERMEDAD.

¿SOY EL HIJO DE DIOS INOCENTE, PURO O CREO QUE SOY UN ALMA TENIENDO UNA EXPERIENCIA EN UN CUERPO?

En la SALUD sé que no existe la enfermedad, pues la única enfermedad es la de la mente, sólo adoro a Dios.

Los síntomas son símbolos de los errores en el interior. No emitiré juicio, le pediré al Espíritu Santo en mi interior que corrija el error mientras recuerdo que no soy un cuerpo. En cuanto al exterior, no importa lo que haga, no creo en el bien o el mal. Puedo ir al médico, y si no se van los síntomas puedo ir a que me hagan “reiki”, otras terapias o tomar medicinas alternativas. Yo no soy un cuerpo, todo está bien.

En el mundo de la dualidad, mi cuerpo (que NO SOY YO) manifestará unas veces lo que parece un funcionamiento “normal” y otras no. El Ser es lo que realmente importa. Mi cuerpo es un vehículo: si se me estropea lo llevo al taller, pero no lo hago el centro de mi vida.

Si los demás me ven enfermo, es que ellos siguen creyendo en la enfermedad, y al juzgarme se estarán juzgando a sí mismos, por lo que la culpa en ellos seguirá intacta. Pido al E.S. que vean la luz que yo ya veo, les deseo que ellos se den cuenta de que son inocentes y no culpables. Y al hacer esto me recuerdo a mí mismo que yo soy Santo. Cuanto más lo repita, más difícil será que lo olvide.

En la ENFERMEDAD yo creo en ella, porque veo señales (síntomas) que dan fe de ello.

(no veo manchas) / (sí veo manchas)

(no veo inflamación) / (sí veo inflamación)

(esto está bien) / (esto está mal)

Si hay humo por fuera ¿debe haber un incendio?

Si no hay un síntoma ¿mi cuerpo está sano?

Solución: Yo no soy un cuerpo, no es real ni estar sano ni enfermo. Mi ilusorio cuerpo manifestaría sólo salud si yo no tuviera errores de pensamiento. Si quiero estar sano estoy RECHAZANDO estar enfermo, lo que es igual a miedo y creencia en la enfermedad, lo que me hace atraerla. Cuando uso “magia” por cualquier método, pongo fe en que me va a ayudar a arreglarlo.

♦ ♦ ♦

HAY QUE TRABAJAR EN EL NIVEL INTERNO Y EXTERNO A LA VEZ, NO ELEGIR ENTRE ELLOS. NO SOY UN CUERPO, ASÍ QUE NO TIENE SENTIDO ESTA DIVISIÓN SI NOS AGARRAMOS A LA VERDAD, PERO COMO AÚN NO SOMOS CONSCIENTES DE ELLA, SE TIENE QUE EXPLICAR ASÍ.

1) NIVEL EXTERNO: TODOS LOS MÉTODOS SON IGUALMENTE VÁLIDOS PARA SER USADOS “AFUERA”. Si rechazo un método particular o sobre-valoro el que me gusta estoy cometiendo un error. Es la fe que le pongo (EL PODER DE LA MENTE DEL HIJO DE DIOS) lo que hace que funcione.

2) NIVEL EXTERNO: NO SOY UN CUERPO. EL CUERPO MUESTRA SÍNTOMAS (manchas, dolor, enrojecimiento, sequedad, etc), QUE SON REFLEJO DE LOS ERRORES EN MI INTERIOR (que han de ser identificados, uno de ellos es la creencia en la enfermedad o en la curación). TODO ES MENTAL.

3) NIVEL EXTERNO: NO EXISTE CURACIÓN AQUÍ FUERA, sólo cambios en la forma (y todos son ilusorios, falsos, no fiables, aunque también hay que encargarse de ellos (ver punto 5). LA VERDADERA CURACIÓN ES LA CORRECCIÓN DE LOS ERRORES EN EL INTERIOR. Sin embargo, SI TENEMOS FE EN EL MÉTODO QUE QUERAMOS, ESOS SÍNTOMAS PUEDEN DESAPARECER. ESTO NO NOS LIBRA DE QUE PUEDAN APARECER EN EL FUTURO (mismos o diferentes síntomas).

4) NIVEL EXTERNO: Si alguien me pide que le ayude tengo que tener claras las siguientes REGLAS:

(1) (pienso en silencio) SOY UNO CON LA GRAN MENTE Y SÉ QUE MIS ERRORES YA HAN SIDO
CORREGIDOS, SOY PURO E INOCENTE, NO HAY CULPA.
(2) (pienso en silencio) NADA DE LO QUE VEO ES FÍSICO, SINO MENTAL.

5) NIVEL EXTERNO: Como hay que trabajar con los dos niveles a la vez, no tiene sentido, si tengo un dolor (o cualquier otro síntoma), aguantar el dolor. Mientras me encargo del interior, puedo ir a que me hagan Reiki, puedo ir al médico, puedo inundar a alguien con luz (esa persona no es un cuerpo y por eso la luz no viene de arriba, no hay cuerpo, todo es mente), o puedo ponerme acupuntura, etc…..




6) NIVEL EXTERNO: Si alguien NO me pide que le ayude con un problema físico, pero quiere desahogarse, le escucho SABIENDO (esta es la verdadera compasión) que SIGUE SIENDO TAL COMO DIOS LO HIZO: ESPÍRITU PURO Y FELIZ, y que lo que veo, su cuerpo, es el vehículo que usa mientras estamos en este sueño llamado Universo. NO HAY PROBLEMA, YO Y ÉL SOMOS INOCENTES, NO HAY CULPA, TODO ESTÁ BIEN. Puedo decirle con una sonrisa: “ah si?, aha, mmm, aha,” pero no creo que esté enfermo. Por supuesto, si le duele, le duele, pero no hay enfermedad. VER  la extensión del CASO C más abajo.

7) NIVEL INTERNO: LO QUE VEO AFUERA ES CONSECUENCIA DE MIS ERRORES.

LA MAYORÍA DE VECES NO SABEMOS QUÉ ERROR HEMOS COMETIDO. POR ESO LE PEDIMOS Y CONFIAMOS QUE EL E.S. LO BORRARÁ. ESTO SE PRODUCE EN EL INSTANTE. NO JUZGARÉ SI SE HA CORREGIDO O NO EN BASE A SI SIGUEN LOS SÍNTOMAS. SI ÉSTOS SIGUEN Y YO TENGO SENTIMIENTOS NEGATIVOS POR ELLO, ENTREGO ESTAS EMOCIONES, Y LA VISIÓN DE LOS SÍNTOMAS. TODO ES CUESTIÓN DE CONFIANZA, Y ESTO SE LOGRA MANTENIÉNDOME FIRME Y TRANQUILO: TODO QUEDA PERDONADO Y CORREGIDO, Y HE COMPRENDIDO EN QUÉ FALLÉ PARA NO HACERLO MÁS (Jesús: “vete y no peques más”).

8) NIVEL INTERNO : AL CORREGIR MIS ERRORES, COMO SOY UN NIÑO, SÉ QUE HE COMETIDO 25.647 ERRORES EN ESTA VIDA ACERCA DE LA SALUD, ASÍ QUE ESTE QUE ACABO DE COMETER ES EL 25.648 (jeje). NO SENTIRSE CULPABLE (error) es SENTIRSE TOTALMENTE LIBRE PARA CAMBIAR LO QUE HAYA QUE CAMBIAR.

VAMOS A CONCRETAR MÁS.

LA CORRECCIÓN DEL ERROR: PRÁCTICA. CASO C) ERROR DE CREER QUE ESTOY ENFERMO

CONDICIONES PREVIAS:
⇰ Cuando me sienta mal o me han dicho que tengo una enfermedad, haré esto:
⇰ Ponerme en manos del Espíritu Santo (estoy relajado y confío).

PRÁCTICA

☛ NO NIEGO LO QUE SIENTO, he de reconocerlo. Lección 333, pág 502.

☛ NO SÉ NADA. Los errores los deshace el Espíritu Santo en cuanto se los entrego. El milagro ocurre en ese mismo instante, independientemente de lo que vea en el exterior. No tengo que hacer nada por mi cuenta, salvo los puntos más abajo. Por lo tanto, no es necesario investigaciones por mi cuenta, o encargárselas a otro. Texto, pág. 329.

☛ ENTREGO AL E.S. LA SITUACIÓN que he percibido externamente. Parece que eso es lo que me ha quitado la paz, pero no es así: yo no tenía paz antes de ello. No tiene sentido nada de lo que veo. Si me duele algo, lo entrego y voy al médico (etc) si es necesario. A cambio de mi “regalo”, el Espíritu Santo me da la Paz, (Lección 331, 10.6) y me enseña mi identidad (Lección 93, 94, 95; MM, 43).

☛ ENTREGO AL E.S. mi reacción a esa situación, recuerdo o pensamiento. Es decir, ENTREGO LO QUE SIENTO. Los sentimientos (rabia, tristeza, decepción, sentirse traicionado, enfado, envidia…) no nos convienen, por que son mentira y ocultan la Verdad, pero antes de que el Espíritu Santo los deshaga, debemos reconocer que los tenemos.

☛ APRENDO DEL ERROR. De poco sirve sentir y entregar si no aprendo de lo que me ha pasado. Volveré a pasar por lo mismo. La lección es que no soy un cuerpo. Todas las personas tienen errores mentales, pero manifiestan cuerpo sano o enfermo. Si no hay paz, debo ir a mi interior y empezar otra vez desde el principio de la página, porque puede haber más de una inquietud interior o creencia. Si alguien me cuenta que está enfermo, leer el CASO D.

Marcel Vincent, maestro UCDM

La serie de artículos LA CORRECCIÓN DEL ERROR consta de 4 pasos que son:

CASO A La corrección del error en mí

CASO B La corrección del error en el prójimo

CASO C La corrección del error: salud/enfermedad (versión extendida de La verdadera sanación)

CASO D La corrección del error: la creencia en la enfermedad

La corrección del error en el prójimo

LA CORRECCIÓN DEL ERROR: PRÁCTICA. CASO B) : ERRORES “EN EL PRÓJIMO”

NOTA: COMO SOMOS UNO, LOS ERRORES EGOICOS SON UNO. LOS MÍOS O LOS DE OTRO SON LOS MISMOS. SIN EMBARGO DIREMOS “EN MÍ / EN EL PRÓJIMO” PARA ACLARAR A QUÉ SITUACIÓN DENTRO DE LA ILUSIÓN NOS REFIRIMOS. CUANDO MI HERMANO ME PIDA AYUDA YO, COMO MAESTRO DE DIOS, DEBERÍA SABER :

CONDICIONES PREVIAS:
⇰ ¿Me ha pedido ayuda o está conforme en que le hable o me estoy entrometiendo? Incluso: ¿me ha pedido ayuda pero se arrepiente después y yo continúo como si nada?
⇰ Ponerme en manos del E.S. (estoy relajado y confío).
⇰ (Pienso en silencio) soy uno con la gran mente y sé que mis errores ya han sido corregidos, soy puro e inocente, no hay culpa.
⇰ No debo creerme “su película”, su historia. No tiene ningún sentido, por lo que no reacciono ni condeno, aunque me haya enterado de todo, y no se lo cuento a nadie.
⇰ Si yo tambien siento algo parecido, entregamos los dos.

ACLARACIÓN IMPORTANTE:

Aquellos que aún estén haciendo Un curso de milagros, más o menos avanzados, no deberían seguir las instrucciones del caso B, ya que está indicado para los que han acabado la práctica y son considerados por el propio UCDM como maestros del mismo.

El curso claramente insta a no juzgar al prójimo, porque hasta que uno no sabe cómo juzga el ES (Percepción Correcta o mente recta), no debe hacerlo por su cuenta (Percepción Errónea o mente incorrecta), incluso en el caso de que se le pida ayuda. Es altamente recomendable, por lo tanto, no juzgar las “historias” o problemas de otros, PORQUE AÚN NO SABEMOS CÓMO HACERLO, aunque creamos que sí.

Diferente es el caso de los maestros, que ya pueden ser portavoces físicos del ES.

Si alguno no atiende esta recomendación, lo hace por cuenta propia y asume las consecuencias de sus decisiones. Somos libres, amados míos.

PRÁCTICA

☛ Dile “¿QUÉ ES LO QUE SIENTES? NO LO NIEGUES”. Lección 333, pág. 502.

☛ YO SÓLO SOY UN GUÍA, NO CURO. Los errores los deshace el E.S. en cuanto se la otra persona los entrega. El milagro ocurre en ese mismo instante, independientemente de lo que vea en el exterior. Texto, pág. 329.

☛ Dile: “ENTREGA AL E.S. LA SITUACIÓN que has percibido externamente. Parece que eso es lo que te ha quitado la paz, pero no es así: no tenías paz antes de ello. No tiene sentido nada de lo que ves. Si alguien parece que te ataca, no he de pensar cosas como: “E.S., te entrego a ese hijo puta”. Sólo se entrega la escena globalmente, la visión de la situación. Si has visto una escena de televisión que te ha removido, entrega la visión de esa escena. Si es un recuerdo o imagen que no te gusta, ENTREGA EL RECUERDO o imagen. Si es un pensamiento que te quita la paz, ENTREGA EL PENSAMIENTO. A cambio de tu “regalo”, el ES te da nuestra Paz (Lección 331, 10.6) y te enseña tu identidad (Lección 93, 94, 95; MM, 43).

☛ Dile: ENTREGA AL E.S. tu reacción a esa situación, recuerdo o pensamiento. Es decir, ENTREGA LO QUE SIENTES. Los sentimientos (rabia, tristeza, decepción, sentirse traicionado, enfado, envidia…) no nos convienen, por que son mentira y ocultan la Verdad, pero antes de que el ES los deshaga, debemos reconocer que los tenemos. Por ejemplo, el sentimiento de culpa es una mentira porque, aunque lo sienta, Yo no soy culpable. El Amor no es un sentimiento sino la Realidad, y los “sentimientos positivos” como la alegría son estados temporales antes de pasar al Gozo Eterno.

☛ Dile: APRENDE DEL ERROR. De poco sirve sentir y entregar si no aprendes de lo que te ha pasado. Volverás a pasar por lo mismo. Pero sólo lo entenderás después de tener paz (Texto, pág. 329…332). Si no hay paz, debes ir a tu interior y empezar otra vez desde el principio de la página, porque puede haber más de una inquietud interior o creencia. Si es un caso de “enfermedad”, ver CASO C.

Marcel Vincent, maestro de UCDM
La serie de artículos LA CORRECCIÓN DEL ERROR consta de 4 pasos que son:

CASO A La corrección del error en mí

CASO B La corrección del error en el prójimo

CASO C La corrección del error: salud/enfermedad (versión extendida de La verdadera sanación)

CASO D La corrección del error: la creencia en la enfermedad

La corrección del error en mí

LA CORRECCIÓN DEL ERROR: PRÁCTICA.

CASO A) : ERRORES “EN MÍ”

NOTA: COMO SOMOS UNO, LOS ERRORES EGOICOS SON UNO. LOS MÍOS O LOS DE OTRO SON LOS MISMOS. SIN EMBARGO DIREMOS “EN MÍ / EN EL PRÓJIMO” PARA ACLARAR A QUÉ SITUACIÓN DENTRO DE LA ILUSIÓN NOS ESTAMOS REFIRIENDO.
CONDICIONES PREVIAS:
Cuando me sienta mal o note que algo no va bien en mi mente, haré esto:
⇰ Ponerme en manos del E.S. (Espíritu Santo), estoy relajado y confío.

PRÁCTICA

☛ NO NIEGO LO QUE SIENTO, he de reconocerlo. Lección 333, pág 502.

☛ NO SÉ NADA. Los errores los deshace el E.S. en cuanto se los entrego. El milagro ocurre en ese mismo instante, independientemente de lo que vea en el exterior. No tengo que hacer nada por mi cuenta, salvo los puntos más abajo. Por lo tanto, no es necesario investigaciones por mi cuenta, o encargárselas a otro. Texto, pág. 329.

☛ ENTREGO AL E.S. LA SITUACIÓN que he percibido externamente. Parece que eso es lo que me ha quitado la paz, pero no es así: yo no tenía paz antes de ello. No tiene sentido nada de lo que veo. Si alguien parece que me ataca, no he de pensar cosas como: “E.S., te entrego a ese hijo puta”. Sólo se entrega la escena globalmente, la visión de la situación. Si he visto una escena de televisión que me ha removido, entrego la visión de esa escena. Si es un recuerdo o imagen que no me gusta, ENTREGO EL RECUERDO o imagen. Si es un pensamiento que me quita la paz, ENTREGO EL PENSAMIENTO. A cambio de mi “regalo”, el E.S. te da la Paz, (Lección 331, 10.6) y te enseña tu identidad (Lección 93, 94, 95; MM, 43).

☛ ENTREGO AL E.S. mi reacción a esa situación, recuerdo o pensamiento. Es decir, ENTREGO LO QUE SIENTO. Los sentimientos (rabia, tristeza, decepción, sentirse traicionado, enfado, envidia…) no nos convienen, por que son mentira y ocultan la Verdad, pero antes de que el E.S. los deshaga, debemos reconocer que los tenemos. Por ejemplo, el sentimiento de culpa es una mentira porque, aunque lo sienta, Yo no soy culpable. El Amor no es un sentimiento sino la Realidad, y los “sentimientos positivos” como la alegría son estados temporales antes de pasar al Gozo Eterno.

☛ APRENDO DEL ERROR. De poco sirve sentir y entregar si no aprendo de lo que me ha pasado. Volveré a pasar por lo mismo. Pero sólo se entenderá después de tener paz (Texto, pág. 329…332). Si no hay paz, debo ir a mi interior y empezar otra vez desde el principio de la página, porque puede haber más de una inquietud interior o creencia. Después de todo esto, si el caso llegara a tal extremo de no captarlo, también podemos pedírselo a alguien “que tenga experiencia en conectarse con el E.S.” (ver CASO B). Si es un caso de “enfermedad”, CASO C.

Marcel Vincent, maestro de UCDM en Murcia, España.

La serie de artículos LA CORRECCIÓN DEL ERROR consta de 4 pasos que son:

CASO A La corrección del error en mí

CASO B La corrección del error en el prójimo

CASO C La corrección del error: salud/enfermedad (versión extendida de La verdadera sanación)

CASO D La corrección del error: la creencia en la enfermedad

Lección 129 Un curso de milagros

Lección 129
Más allá de este mundo hay un mundo que deseo.

1. Este pensamiento es el que naturalmente sigue al que practicamos, ayer. 2No puedes detenerte en la idea de que el mundo no tiene valor, pues a menos que veas que hay algo más por lo que sentirte esperanzado, no podrás evitar caer en la depresión. 3No estamos haciendo hincapié en que renuncies al mundo, sino en que lo intercambies por algo mucho más satisfactorio, algo rebosante de alegría y capaz de ofrecerte paz. 4¿Crees acaso que este mundo puede ofrecerte eso?
2. Quizá valga la pena dedicar un rato a reflexionar una vez más sobre el valor de este mundo. 2Tal vez estés dispuesto a conceder que nada se pierde con renunciar a cualquier pensamiento que le adjudique algún valor. 3El mundo que ves es ciertamente despiadado, inestable y cruel, indiferente en lo que a ti respecta, presto a la venganza y lleno de odio inclemente. 4Da únicamente para más tarde quitar, y te despoja de todo aquello que por un tiempo creíste amar. 5En él no se puede encontrar amor duradero, porque en él no hay amor. 6Dicho mundo es el mundo del tiempo, donde a todo le llega su fin.

3. ¿Cómo podría ser una pérdida, entonces, encontrar un mundo en el que es imposible perder, en el que el amor perdura eternamente y en el que el odio no existe y la venganza no tiene sentido? 2¿Cómo podría ser una pérdida hallar todas las cosas que realmente anhelas, y saber que no tienen fin y que perdurarán a través del tiempo exactamente tal como las deseas? 3Incluso esas cosas se intercambiarán finalmente por aquello de lo que no podemos hablar, pues desde allí te trasladarás a donde las palabras son completamente inútiles, a un silencio en el que el lenguaje, si bien no es hablado, se entiende perfectamente.
4. La comunicación, inequívoca y clara como la luz del día, permanece ilimitada por toda la eternidad. 2Y Dios Mismo le habla a Su Hijo, así como Su Hijo le habla a Él. 3El lenguaje en el que se comunican no tiene palabras, pues lo que se dicen no puede ser simbolizado. 4Su conocimiento es directo, perfectamente compartido y perfectamente uno. 5¡Qué lejos te encuentras de esto tú que sigues encadenado a este mundo! 6Y, sin embargo, ¡qué cerca te encontrarás cuando lo intercambies por el mundo que sí deseas!

5. Ahora el último paso es seguro; ahora te encuentras sólo a un instante de la intemporalidad. 2Desde aquí sólo puedes mirar hacia adelante, pues nunca más querrás mirar hacia atrás para ver el mundo que ya no deseas. 3He aquí el mundo que viene a ocupar su lugar, a medida que liberas a tu mente de las nimiedades que el mundo te ofrece para mantenerte prisionero. 4No les atribuyas ningún valor, y desaparecerán. 5Valóralas, y te parecerán reales.
6. Ésas son tus opciones. 2¿Qué puedes perder si eliges no valorar lo que no es nada? 3Este mundo no te ofrece nada que realmente desees, mas el que eliges en su lugar ¡ése ciertamente lo deseas! 4Deja que se te conceda hoy. 5Ese mundo espera tan solo a que lo elijas para ocupar el lugar de todas las cosas que buscas, pero que no deseas.
7. Practica estar dispuesto a efectuar este cambio diez minutos por la mañana, diez por la noche y una vez más entremedias.
2Comienza con lo siguiente:

3Más allá de este mundo hay un mundo que deseo.
4Elijo ver ese mundo en lugar de éste, pues no hay nada aquí que realmente desee.

5Cierra entonces los ojos al mundo que ves, y en la silenciosa oscuridad contempla cómo unas luces que no son de este mundo se van encendiendo una por una, hasta que deja de ser relevante donde comienza una y donde termina la otra al fundirse todas en una sola.
8. Hoy las luces del Cielo se inclinan ante ti, para derramar su luz sobre tus párpados mientras descansas más allá del mundo de las tinieblas. 2He aquí una luz que los ojos no pueden contemplar. 3Y, sin embargo, la mente puede verla claramente, y entender. 4Hoy se te concede un día de gracia, y nos sentimos agradecidos por ello. 5Hoy nos damos cuenta de que lo que temías perder era sólo la pérdida.
9. Ahora comprendemos que es imposible perder. 2Pues por fin hemos visto su opuesto, y damos gracias de que la elección ya se haya llevado a cabo. 3Recuerda cada hora la decisión que has tomado, y dedica un momento a confirmar tu elección dejando a un lado cualquier pensamiento que tengas en ese momento y poniendo toda tu atención brevemente en lo siguiente:

4El mundo que veo no me ofrece nada que yo desee.
5Más allá de este mundo hay un mundo que deseo.