Abre los Ojos, Alejandro Amenábar

Abre los Ojos, Alejandro Amenábar

Con esta película vemos un claro ejemplo de cómo puede una persona crear su propia realidad, que puede ser maravillosa o convertirse en un completo infierno, pues nuestra mente crea a través de pensamientos conscientes e inconscientes. Como bien dice Un curso de milagros: todo lo que vives lo has elegido tú (por muy duro que nos parezca). Si ya la habéis visto yo os recomiendo volverla a ver con otros ojos, cosa que estoy haciendo yo con bastantes películas, las cuales estoy entendiendo ya en otra dimensión, con los ojos de nuestra verdadera realidad.

Va a ser difícil no hacer spoilers de la película a los que no la hayáis visto ya que la cuestión básica de este artículo está basada en el desenlace de la misma, pero procuraré destripar lo menos posible.

Pienso, luego existo. René Descartes

Para empezar vamos a ver el trailer de esta película, para refrescarnos la memoria o saber de qué va.

El despertar y el abrir los ojos en nuestro caso (que estamos en el camino hacia la luz) son los temas centrales y subliminales de esta película, la cual, viéndola después de haber cambiado nuestra mente con técnicas como Un curso de milagros o La Llave Maestra, veremos de forma totalmente distinta a como pudimos verla en otro momento en un ilusorio tiempo pasado.

El protagonista es César (Eduardo Noriega), un chico que aparentemente lo tiene todo: multimillonario, empresario, buenas amistades, las mujeres le adoran, etc…

Tras un brutal “accidente”queda completamente desfigurado y se encierra en casa ya sin ganas de vivir.

abre-los-ojos-llueve

La noche antes del accidente conoce a Sofía (Penélope Cruz), y se enamora de ella. Tras el accidente (spoiler a continuación), Sofía parece darle de lado, y crecen unos resentimientos en el interior del protagonista que, a mi parecer, son los que manifiestan en su realidad un infierno del que le parece imposible escapar. Desde el punto de vista de UCDM (y entrando en juicios, todo sea dicho, hacia el comportamiento de César) se hace palpable que la falta de perdón hacia los tres personajes secundarios son los que crean la pesadilla en la que su vida se convierte, ya que el personaje abriga también resentimientos y falta de perdón hacia Nuria (Nawja Nimri), la cual provoca el accidente, así como culpa inconsciente con respecto al tercer personaje, Pelayo (Fele Martínez) por haberle “quitado” a la mujer de su vida. Fin del spoiler. Aquí viene muy a cuento una lección de UCDM que dice “Mis pensamientos de ataque atacan mi invulnerabilidad” (Lección 26).

abre-los-ojos-pic-1

Durante la siguiente parte de la película, se produce una situación que describe perfectamente una grandiosa frase del gran Andrés Ucdm, de la Asociación para el Desarrollo de la Paz Interior en España (ADPI), en la que hace referencia a los aparentes episodios de felicidad (o paz, o tranquilidad) entre conflicto y conflicto, puesto que la película en esta fase está llena de altibajos y giros en los que César alterna la sensación de ser muy feliz con la de sentirse en el infierno más tenebroso.

La escena del bar (SPOILER) es determinante para comprobar qué es lo que está pasando. Es como una voz en su interior, que le está avisando ya (ante los terribles acontecimientos) de que todo está en su cabeza, y que tiene el poder, si así lo desea, de cambiar su aparente realidad en el momento que así lo quiera. Vemos esta escena que me parece brutal.

Cuando ya todo se destripa y la película llega a su fin (seguimos con el spoiler) él decide terminar con su sueño de la manera más brusca, pues esta película está basada en que la vida “de carne y hueso” es real y lo que César vive en esta historia es “virtual”, pero en nuestra realidad del Curso de Milagros, sabemos que no hay necesidad de llegar a esos extremos, pues hagamos lo que hagamos en el exterior, nuestra ilusión (sueño) se va a seguir desarrollando hasta que decidamos despertar a la verdadera realidad, usando para ello el perdón, la unicidad y el abandono de todo temor.

AbreLosOjos1997

Sigue el spoiler. Una de mis escenas favoritas está al final, cuando se hace evidente que todo es ilusorio, pues desaparecen tanto la gente como los cadáveres del tiroteo en la calle. Es entonces cuando aparece digamos “el Espíritu Santo”, y le dice a César que la gente ya no hace falta, pues se ha encontrado a sí mismo y ha averiguado la verdad. En ese momento César pregunta si puede pedir que vuelva Antonio, el cual entra inmediatamente en escena, representando a su ego, por supuesto, llorando y buscando una explicación, al comprender que todo su mundo por fin ha dejado de existir. Es un momento magistral de esta película, y tras el mismo, el protagonista por fin puede hacer y deshacer a su antojo, llevando a su presencia a quien quiere y como quiere en el momento en que lo decide, comprendiendo entonces que toda su pesadilla era una ilusión que ha llegado, irremediablemente, a su fin.

abre los ojos

FIN DEL SPOILER.

Para visualizar la película he encontrado una lista de reproducción en YouTube en la que aparece en nueve partes, pero en estos momentos la primera parte no está disponible. Si aún así quieres verla sin los primeros minutos éste es el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=geuRH5R_P4Q&list=PLDADBEA3BC40716C2.

Como de costumbre, para comprender mejor la película desde el punto de vista espiritual, os voy a poner aquí unas cuantas lecciones del curso que nos sirven para comprender lo que pasa en la vida de César y en qué trabajar para perdonar esta situación. Si estás “aparentemente” viviendo una desagradable situación, puedes encontrar la respuesta también en éstas lecciones:

  • Nada de lo que veo significa nada (1)
  • Mi mente está absorbida con pensamientos del pasado (8)
  • Un mundo sin significado engendra temor (13)
  • Estoy decidido a ver (20) y  a ver las cosas de otra manera (21)
  • No percibo lo que más me conviene (24)
  • Perdonar es mi función por ser la luz del mundo (62)
  • El amor no abriga resentimientos (68)
  • Mis resentimientos ocultan la luz del mundo en mí (69)
  • Permítaseme reconocer el problema para que pueda ser resuelto (79)
  • Los milagros se ven en la luz (91)
  • Déjame aquietarme y escuchar la verdad (106)
  • El perdón es la llave de la felicidad (121)
  • Es imposible ver dos mundos (130)
  • El Cielo es la alternativa por la que me tengo que decidir (138)
  • Tengo el poder de decidir (152)
  • Que mi mente no niegue el Pensamiento de Dios (165)
  • Deseo la paz de Dios (185)
  • Es únicamente a mí mismo a quien crucifico (196)
  • Sólo mi propia condenación me hace daño (198)
  • No soy un cuerpo. Soy libre (199)
  • Este es el instante santo de mi liberación (227)
  • Dios, en Su misericordia, dispone que yo me salve (235)
  • Gobierno mi mente, la cual sólo yo debo gobernar (236)
  • La salvación depende de mi decisión (238)
  • No estoy en peligro en ningún lugar del mundo (244)
  • Lo que sufre no forma parte de mi (248)
  • El perdón pone fin a todo sufrimiento y a toda sensación de pérdida (249)

Y hasta aquí voy a llegar porque la lista se alargaría mucho. En el próximo artículo empezaré a indicar lecciones por el final, ya que algunas seguramente se repitan, pues son válidas en cualquier situación, ya que todas hablan de lo mismo: la unicidad, el amor y el perdón a todo y todos, incluyéndose a uno mismo.

Espero que os guste esta película tanto como a mí y agradezco vuestros comentarios con otros puntos de vista, así como sugerencias de otras películas a tratar. Como podéis ver me decanto por películas poco románticas y más bien perturbadoras, pues creo que iluminando nuestro lado más oscuro hallaremos la salvación. Un abrazo a todos/as.

Irene Balsalobre

abre-los-ojos (1)

Más información de la película aquí: en Wikipedia.

Esta película tiene una versión estadounidense titulada VANILLA SKY, ya que Tom Cruise compró los derechos, pero a mi parecer es sumamente inferior a la original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *