Lección 62 Un curso de milagros

Lección 62
Perdonar es mi función por ser la luz del mundo.

1. Tu perdón es lo que lleva a este mundo de tinieblas a la luz. 2Tu perdón es lo que te permite reconocer la luz en la que ves. 3El perdón es la demostración de que tú eres la luz del mundo. 4Mediante tu perdón vuelves a recordar la verdad acerca de ti. 5En tu perdón, por lo tanto, reside tu salvación.
2. Las ilusiones que tienes acerca de ti y acerca del mundo son una y la misma. 2Por eso es por lo que todo perdón es un regalo que te haces a ti mismo. 3Tu meta es descubrir quién eres, al haber negado tu Identidad atacando a la creación y a su Creador. 4Ahora estás aprendiendo a recordar la verdad. 5Para ello, el ataque tiene que ser reemplazado por el perdón, de manera que los pensamientos de vida puedan reemplazar a los pensamientos de muerte.

3. Recuerda que en todo ataque apelas a tu propia debilidad, mientras que cada vez que perdonas apelas a la fortaleza de Cristo en ti. 2¿Te vas dando cuenta, pues, de lo que el perdón hará por ti? 3Eliminará de tu mente toda sensación de debilidad, de tensión y de fatiga. 4Arrasará con todo vestigio de temor, culpabilidad y dolor. 5Reinstaurará en tu conciencia la invulnerabilidad y el poder que Dios le confirió a Su Hijo.
4. Regocijémonos de poder comenzar y concluir este día practicando la idea de hoy, y de usarla tan frecuentemente como nos sea posible en el transcurso del día. 2Ello te ayudará a que pases un día tan feliz como Dios Mismo quiere que tú seas. 3Y ayudará a aquellos que te rodean, así como a aquellos que parecen encontrarse lejos en el espacio y en el tiempo, a compartir esta felicidad contigo.
5. Tan a menudo como puedas hoy, con los ojos cerrados a ser posible, repite para tus adentros:

2Perdonar es mi función por ser la luz del mundo.
3Cumpliré mi función para así poder ser feliz.

4Dedica entonces uno o dos minutos a reflexionar sobre tu función, y la felicidad y liberación que te brindará. 5Deja que pensamientos afines acudan a ti libremente, pues tu corazón reconocerá estas palabras, y en tu mente se encuentra la conciencia de que son verdad. 6Si te distraes, repite la idea y añade:

7Deseo recordar esto porque quiero ser feliz.

AUDIO CASTELLANO:

creencias

Lección 61 Un curso de milagros

Lección 61
Yo soy la luz del mundo.

1. ¿Quién es la luz del mundo sino el Hijo de Dios? 2Por lo tanto, esto no es más que una afirmación de la verdad acerca de ti. 3Es lo opuesto a una afirmación de orgullo, de arrogancia o de autoengaño. 4 No describe el concepto de ti mismo que tú has forjado. 5No se refiere a ninguna de las características con las que has dotado a tus ídolos. 6Se refiere a ti tal como fuiste creado, por Dios. 7Expresa simplemente la verdad.
2. Para el ego la idea de hoy es el epítome de la auto-glorificación. 2Pero el ego no sabe lo que es la humildad y la confunde con la auto-degradación. 3La humildad consiste en aceptar el papel que te corresponde en la salvación y en no aceptar ningún otro. 4 No es humildad insistir que no puedes ser la luz del mundo si ésa es la función que Dios Mismo te asignó. 5Es sólo la arrogancia la que afirmaría que ésa no puede ser tu función, y la arrogancia es siempre cosa del ego.

3. La verdadera humildad requiere que aceptes la idea de hoy porque es la Voz de Dios la que te dice que es verdad. 2Éste es uno de los primeros pasos en el proceso de aceptar tu verdadera función en la tierra. 3Es un paso gigantesco que te conducirá al lugar que te corresponde ocupar en la salvación. 4Es una aseveración categórica de tu derecho a la salvación y un reconocimiento del poder que se te ha otorgado para salvar a otros.
4. Debes reflexionar hoy acerca de esta idea tan a menudo como puedas. 2Es la respuesta perfecta a todas las ilusiones y, por ende, a toda tentación. 3La idea de hoy lleva todas las imágenes que tú has forjado de ti mismo ante la verdad y te ayuda a seguir adelante en paz, sin agobios y seguro de tu propósito.
5. Hoy se deben llevar a cabo tantas sesiones de práctica como sea posible, aunque no es necesario que ninguna exceda uno o dos minutos de duración. 2 Debes empezar cada sesión de práctica diciéndote a ti mismo:

3 Yo soy la luz del mundo.
4Ésa es mi única función.
5Por eso es por lo que estoy aquí.

6Piensa entonces en estas afirmaciones por unos breves momentos, preferiblemente con los ojos cerrados si las circunstancias lo permiten. 7Deja que te vengan a la mente unas cuantos pensamientos afines y, si observas que tu mente se aparta del tema central, repite la idea de hoy para tus adentros.
6. Asegúrate de comenzar y finalizar el día con una sesión de práctica. 2De este modo, te despertarás reconociendo la verdad acerca de ti mismo, la reforzarás a lo largo del día y te irás a dormir re-afirmando tu función y el único propósito que tienes aquí. 3Estas dos sesiones de práctica pueden ser más largas que las demás si te resultan útiles y deseas extenderlas.
7. La idea de hoy va mucho más allá de la mezquina opinión que el ego tiene de ti y de tu propósito. 2Como portador de la salvación que eres, esto es obviamente necesario. 3Éste es el primero de una serie de pasos gigantescos que vamos a dar durante las próximas semanas. 4Trata de empezar hoy a sentar las bases para estos avances. 5Tú eres la luz del mundo. 6Dios ha edificado Su plan para la salvación de Su Hijo sobre ti.

AUDIO CASTELLANO:

como-eliminar-las-creencias-limitantes

Unidad Vs. Dualidad

Unidad Vs. Dualidad

¿Unidad o Dualidad?
(y multiplicidad… 3, 4, 5, 6…)
¡ELIJE!

En la Unidad Dios…

En la unidad y en Un curso de milagros, nuestro pensamiento es:

Dios ES

En la unidad yo Soy el Hijo de Dios.

En la unidad yo sé que Jesús es mi hermano mayor, que ya ha hecho el camino de vuelta y que tengo que poner atención en no aceptar cualquier otra versión de Él.

“Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Jesucristo.

Jesús dijo: “Por sus frutos los conoceréis”.

Si Dios es bueno y perfecto, hará cosas buenas y perfectas. Pero en este mundo, aparenta haber enfermedad, hambre, sed, agotamiento, dolor físico, “o te como o me comes”, competición, sufrimiento mental, muerte… Un mundo donde la mujer pare con dolor y el hombre gana el pan con el sudor de su frente..

En la Dualidad Dios…

Dios es …………………….. aquí van adjetivos que el ser humano cree convenientes acerca de Dios (benevolente, piadoso, vengativo, amoroso, justiciero, etc…). En esta idea habría una realidad (Dios es) y una ilusión o creencia, donde la persona añade lo que cree o imagina acerca de Dios (los adjetivos atribuidos a Dios).

En la dualidad se le atribuye a Dios la creación de éste mundo.

En la Biblia Dios es bueno, inteligente y poderoso, pero necesita descansar.

Dios creó el mundo en seis días y descansó al séptimo. Génesis.

En la dualidad yo soy José, hijo de Pepa y Antonio el de la leña, celoso, muy trabajador…

En la dualidad yo creo en el cuerpo de Cristo, crucificado, ensangrentado, sufriendo en la cruz y finalmente muerto, para que no se me olvide que en la tumba permaneceré hasta el día del juicio final, día en el que Dios sentenciará si debo ir al cielo o me castigará con ir al infierno por mi comportamiento en la tierra.

LAS CREENCIAS

En la unidad, sólo creo en Dios, y mis pensamientos está centrados en estar preparado para volver al cielo. Esto significa PERDONAR lo que me gusta (ídolos) y dejar de creer en ellos y PERDONAR también lo que no me gusta. Aceptar el mundo como es, porque solo estoy viviendo un sueño del que no podría soportar despertar bruscamente.

En la dualidad creo en San Marcelino, San Pancracio, el Arcángel Miguel, la Vírgen del Pompillo, María madre de Dios… Creo en este ser canalizado, en el Papa, en Messi y Cristiano Ronaldo, en Manolo Escobar, en el Príncipe (pero no creo en el Rey), en España (Cataluña no), en los Ets, en la Cruz de Caravaca (que llevo colgada del cuello), lucho para que mi vida vuelva a ser la de antes…

creencias

CUERPO Y ENFERMEDAD

En la unidad yo sé quien soy. Mi Ser lo hizo Dios. Mi cuerpo no lo hizo Él, forma parte de mi sueño, y él no sabe lo que ocurre en mi sueño. Por eso, aunque mi cuerpo muestre dualidad (funcionar bien o mal), no importa lo que tome. De momento voy a tomar esto y a perdonar mi acción ilusoria al mismo tiempo. Yo soy amor y no debo maltratar mi cuerpo ni sufrir, pero tampoco adorarlo. Acepto mi cuerpo, no importan las canas, arrugas, michelines, el tamaño del pene o la forma del pecho. No haré que mi felicidad dependa de todo eso. Sé que mi mente tiene un gran poder y aquello en lo que creo, siendo nada, puede funcionar un tiempo. Ya está escrito cuándo dejare éste cuerpo. No tiene sentido luchar para evitar la muerte o el momento. La única curación es la corrección de mis errores.

En la dualidad yo creo que soy un cuerpo, y tengo que aparentar estar joven. Iré al gimnasio, haré esa dieta que me han dado. Nene, cuidado con el colesterol. Te aconsejo que te hagas la limpieza hepática y tomes tal producto. Creo en la enfermedad. No creo en la medicina, pero sí en las hierbas naturales y en la acupuntura. Toma Special-K tía. Prueba este tinte, es superbueno. Me han dicho que el Omega-3 va bien para el corazón. Pues te digo que si te haces reiki te irá mejor. Cuando me muera quiero que me incineren. Los espíritus pueden ayudarnos. El ser humano es un depredador más fuerte que un león.. Si miramos al universo nos daremos cuenta de que en realidad somos muy chiquititos.

Dice Un curso de milagros (UCDM, T.2.I.3.6)

“Lo que es más, en la Biblia se menciona que sobre Adán se abatió un sueño profundo, mas no se hace referencia en ninguna parte a que haya despertado”. Continúa en T.2.I.4.5 “Sólo después del sueño profundo que se abatió sobre Adán pudo éste experimentar pesadillas”.

Lo que se ve en sueños parece ser muy real.

Otras citas de la biblia dicen:

Dijo Jesús: «Pasará este cielo y pasará asimismo el que está encima de él. Y los muertos no viven ya, y los que están vivos no morirán. Cuando comíais lo que estaba muerto, lo hacíais revivir; ¿qué vais a hacer cuando estéis en la luz? El día en que erais una misma cosa, os hicisteis dos; después de haberos hecho dos, ¿qué vais a hacer?». (Evangelio de Tomás: muerte, cuerpo, dualidad).

Dijo Jesús: «El que la carne haya llegado a ser gracias al espíritu es un prodigio; pero el que el espíritu (haya llegado a ser) gracias al cuerpo, es prodigio [de prodigios]. Y yo me maravillo cómo esta gran riqueza ha venido a alojarse en esta pobreza».

Dijo Jesús: «El que haya reconocido al mundo, ha encontrado el cuerpo. Pero de quien haya encontrado el cuerpo, de éste no es digno el mundo».

Dijo Jesús: «Miserable es el cuerpo que depende de un cuerpo, y miserable es el alma que depende de entrambos».

Ellos le dijeron: «Dinos quién eres tú, para que creamos en ti». El les dijo: «Vosotros observáis el aspecto del cielo y de la tierra, y no habéis sido capaces de reconocer a aquel que está ante vosotros ni de intuir el momento presente».

EL BIEN Y EL MAL

Unidad
No creo en ninguna ley terrenal más que en el amor. No tengo miedo de elegir y equivocarme. Sé que eso no significa que da igual coger ese dinero que no es mío, acostarme con el marido de Loli o hacer eso prohibido que estoy deseando; porque soy consciente de que eso no me hace feliz y retrasa mi camino hacia la felicidad. No me importa lo que piensen los demás de mí. No voy a juzgarme ni juzgar a otros. Soy libre.

como-eliminar-las-creencias-limitantes

Dualidad
Hay cosas que están bien, y cosas que están mal. Sigo el bien me salvo. Si hago el mal estoy condenado. Veo bien que nos pongan impuesto pero ¿los ricos no pagan? Tía si te ha puesto los cuernos pónselos tú. Quiero pero no me atrevo a hacer cosas que mi marido no aprueba. Me siento mal si me muestro alegre tras la muerte de mi madre, porque se supone que debe importarme y estar triste. Voy a consentirle todo a mi hijo porque cuando yo sea anciano va a cuidar de mi. Nena, la casa está llena de mierda. Coño Jose que eres el padre, sala buscar trabajo…

Citas de la biblia:

Díjoles Jesús: «Si ayunáis, os engendraréis pecados; y si hacéis oración, os condenareis ; y si dais limosnas, haréis mal a vuestros espíritus. Cuando vayáis a un país cualquiera y caminéis por las regiones, si se os recibe, comed lo que os presenten (y) curad a los enfermos entre ellos. Pues lo que entra en vuestra boca no os manchará, mas lo que sale de vuestra boca, eso sí que os manchará». (Evangelio de Tomás: juzgar, comportamiento)

Dijo Jesús: «La paja en el ojo de tu hermano, sí que la ves; pero la viga en el tuyo propio, no la ves. Cuando hayas sacado la viga de tu ojo, entonces verás de quitar la paja del ojo de tu hermano».

Dijo Jesús: «Ningún profeta es aceptado en su aldea; ningún médico cura a aquellos que le conocen».

TÚ ERES YO

En la unidad sé que todos son mis hermanos, y que parece que estamos separados, pero sé en el fondo que formamos una unidad: el Hijo de Dios. Si amo o detesto a éste o aquél me amo u odio a mí mismo.

En la dualidad creo que debo cuidar de mi familia, que cada uno se busque la vida. Odio a mi vecino, a mi jefe, a los políticos, a los bancos, a los de derechas y a los del Madrid. No aguanto a mi suegra, es una imbécil (ahora que no me oye). Choco con mi hijo, mi ojo derecho es mi hija, pero tengo que disimularlo.

INOCENCIA

En la unidad ya no me veo como un adulto pecador. Sólo soy un niño que comete errores, pero cada vez con menos frecuencia, porque estoy avanzando mucho. Ya no me enfado por mis caídas, incluso me río de ellas. Me siento mucho más relajado que antes. Aunque sé que aún me queda trabajo, sé que dentro de poco estaré más tiempo en paz. Podré sólo entonces a ayudar a otros a sentir lo mismo. Soy muy consciente de que he dejado siempre para después cosas que aprender, errores que corregir y sombras que iluminar. Ha llegado el momento que tanto esperábamos: el momento en que vemos cómo la unión de todos no es sólo teoría, sino una realidad. Ya no buscaré más que cambie todo a mi alrededor, y no lucharé más para que ocurra. Yo soy EL CAMBIO y voy a dejar que el magnánimo ser que soy salga a relucir. Todo empieza en la mente, así que observaré con calma mis juicios mis pensamientos. Probablemente me daré cuenta de que aún mi comportamiento no es totalmente como el de un Ángel, pero ya no me sentiré mal por ello. Lo miraré con dulzura porque soy INOCENTE, no mas culpa.

En la dualidad, mi hermano se quiere quedar con tierras que no son suyas, pero no se lo voy a permitir. Pasan los años, y ya no sólo me peleo con mi mujer, ahora tampoco e hablo con mi cuñado. Él ha empezado primero, yo sólo les devuelvo el golpe si otros empiezan antes. En el fondo sé que soy pecador, voy a acabar mal, tengo que hacer algo. A veces pienso “la vida son 2 días” y hago cosas que no están bien. Choco con mi hijo, dicen que somos iguales, siempre me dice que haga ésto o aquello, pero él nunca me escucha, así que paso de él. Mi marido siempre hace lo mismo: viene de la calle, se abre una cerveza y se tira al sofá a ver la tele, y aquí la tonta de “haz la comida, viste a los críos, llévalos al cole, plancha, limpia la casa…”. Aquí pone que si yo cambio lo harán las cosas a mi alrededor, pero yo veo todo igual, estoy haciendo el tonto y perdiendo el tiempo. Estoy harto de las mentiras de los políticos y los medios, hay que hacer ya la huelga general, y si no, cortar calles, reventar bancos, o quemar contenedores… Me han despedido por cerda, esa, la que va a misa y se las da de santa.

needs4

Citas de la Biblia y UCDM:

Jesús: “Sed como los niños”

Se me ha llamado correctamente “el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo”, mas quienes representan al cordero manchado de sangre no entienden el significado del símbolo. Si se entiende correctamente, es un símbolo muy simple que habla de mi inocencia. El león y el cordero tendidos el uno junto al otro simbolizan que la fuerza y la inocencia no están en conflicto, sino que viven naturalmente en paz. (UCDM T.3.I.5).

Dijo Jesús: «Si aquellos que os guían os dijeren: Ved, el Reino está en el cielo, entonces las aves del cielo os tomarán la delantera. Y si os dicen: Está en la mar, entonces los peces os tomarán la delantera. Mas el Reino está dentro de vosotros y fuera de vosotros. Cuando lleguéis a conoceros a vosotros mismos, entonces seréis conocidos y caeréis en la cuenta de que sois hijos del Padre Viviente. Pero si no os conocéis a vosotros mismos, estáis sumidos en la pobreza y sois la pobreza misma».

Dijeron los discípulos a Jesús: «Dinos a qué se parece el reino de los cielos». Díjoles: «Se parece a un grano de mostaza, que es (ciertamente) la más exigua de todas las semillas, pero cuando cae en tierra de labor hace brotar un tallo (y) se convierte en cobijo para los pájaros del cielo»

Jesús vio unas criaturas que estaban siendo amamantadas y dijo a sus discípulos: «Estas criaturas a las que están dando el pecho se parecen a quienes entran en el Reino». Ellos le dijeron: «¿Podremos nosotros —haciéndonos pequeños— entrar en el Reino?» Jesús les dijo: «Cuando seáis capaces de hacer de dos cosas una, y de configurar lo interior con lo exterior, y lo exterior con lo interior, y lo de arriba con lo de abajo, y de reducir a la unidad lo masculino y lo femenino, de manera que el macho deje de ser macho, y la hembra, hembra; cuando hagáis ojos de un solo ojo y una mano en lugar de una mano y un pie en lugar de un pie y una imagen  en lugar de una imagen, entonces podréis entrar [en el Reino]» .

Dijo Jesús: «Si no os abstenéis del mundo, no encontraréis el Reino; si no hacéis del sábado sábado, no veréis al Padre»

Dijo Jesús: «Bienaventurados los solitarios y los elegidos: vosotros encontraréis el Reino, ya que de él procedéis (y) a él tornaréis»

Dijo Jesús: «Bienaventurados los pobres, pues vuestro es el reino de los cielos»

Dijo Jesús: «Quien esté cerca de mí, está cerca del fuego; quien esté lejos de mí, está lejos del Reino».

[Dijo] Jesús: «El reino del Padre se parece a [una] mujer que tomó un poco de levadura, la [introdujo] en la masa (y) la convirtió en grandes hogazas de pan. Quien tenga oídos, que oiga»

Dijo Jesús: «El Reino se parece a un pastor que poseía cien ovejas. Una de ellas —la más grande— se extravió. Entonces dejó abandonadas (las) noventa y nueve (y) se dio a la búsqueda de ésta hasta que la encontró. Luego —tras la fatiga— dijo a la oveja: Te quiero más que a (las) noventa y nueve»

Dijo Jesús: «El Reino se parece a un hombre que tiene [escondido] un tesoro en su campo sin saberlo. Al morir dejó el terreno en herencia a su [hijo, que tampoco] sabía nada de ello: éste tomó el campo y lo vendió. Vino, pues, el comprador y —al arar— [dio] con el tesoro; y empezó a prestar dinero con interés a quienes le plugo».

Simón Pedro les dijo: «¡Que se aleje Mariham de nosotros!, pues las mujeres no son dignas de la vida». Dijo Jesús: «Mira, yo me encargaré de hacerla macho, de manera que también ella se convierta en un espíritu viviente, idéntico a vosotros los hombres: pues toda mujer que se haga varón, entrará en el reino del cielo».

MIEDO

Desde la unidad sé que no es esa imagen que temo, o esa situación que veo, lo que me paraliza, sino mi pensamiento. Desde siempre sé que esto que hago (y no debo) o aquello que no estoy haciendo (y sé que debería) no es propio de un Ángel, pero me quedado atascado en el pensar. He acabado temiendo más a esa imaginación… comprobaré cuando dé el paso, que esa situación era muchííííííísimo más fácil de lo que pensaba. El miedo es lo contrario del amor la libertad y la confianza. Si tengo duda de lo que hay que hacer, primero consultaré a mi corazón (el Espíritu Santo) y cuando lo haya hecho, comprenderé que puedo hacer cualquier cosa que me proponga, y que es la mente errada (ego)la que impide brillar al increíble Ser que soy en acción. Cuando era peque,en clase de natación, me negaba a entrar en el agua… lo pasé fatal,, mientras mis amigas se lo pasaban pipa, y me aburrí durante 6 meses estirando músculos y haciendo movimientos. Ahora soy vigilante de playa.

Desde la dualidad… Menuda paliza me dio la otra vez. Como vuelva a decirle que me voy a tomar un café con Fina me deja en el sitio… En el fondo me quiere, y le perdono, pero no puedo seguir así, y sé cual va a ser el final… Voy a esperarme a que la nena sea mayor de edad. No me hablo con i hermano desde lo que nos hizo, la gente me pregunta y lo tengo que contar. Algún día esto debería cambiar, cada vez lo veo más difícil… Los jóvenes lo veis todo fácil, pero a mi edad… Ya estoy muy mayor. Sé que tengo que hacerlo, pero es casi imposible cambiar los hábitos: abrígate que vas a coger algo. Quisiera estudiar medicina pero es muy difícil. Voy a vacunarme por si acaso. Me han dicho que por esta calle se llega 15 minutos antes, pero hay un par de farolas rotas y no me fío.

miedo por creencia

Citas:

Mandela: “Ahora soy el dueño de mi destino, soy el amo de mi universo”.

Dijo Jesús: «Venid a mí, pues mi yugo es adecuado y mi dominio suave, y encontraréis reposo para vosotros mismos».

[Dijo] Jesús: «El que busca encontrará, [y al que llama] se le abrirá».

APRENDER POR LAS BUENAS O POR LAS MALAS. LAS DISTRACCIONES

Unidad

Me guste o no, hemos venido a aprender (recordar quién soy). Se aprende por las buenas o por las malas, y hay una gran diferencia entre las dos. Cuando corregimos cada error, debemos solucionar un problema, y si lo hacemos por las buenas apenas sufrimos, pero si lo dejamos siempre para después nos pegamos “el tortazo”. Es una situación que nos explota, consecuencia directa de no haberlo resuelto antes, lo que nos hace sufrir mucho. Ahora, en vez de haber solucionado el problema, tenemos dos. Hay dos causas detrás de la elección “por las malas”:

1- No sabemos usar la “divina voluntad”, no sabemos qué es lo mejor para nosotros.

2- Nos distraemos con cosas sin importancia, gastamos nuestra energía en ello.

Sé que tengo un problema porque sufro, y después de meditar, veo que la causa está en esa creencia mía, así que no voy a esperar más y voy a actuar de otra manera, aunque no lo entiendan los demás: total sólo son ideas, soy libre y reconocer que puedo estar equivocado me hace adaptarme a las nuevas situaciones cada vez con más facilidad, y darme cuenta de lo poderoso que soy. Es verdad que esta vida es un sueño, pero para escapar de él siempre hay que elegir. Ante cada situación, entre tomar la elección que me ofrece el E.S. y la que me ofrece el Ego, no me distraeré más, y me mantendré alerta sólo en favor de Dios.

Dualidad

Sé que tengo un problema con mi mal genio. Un día tengo que ponerme en serio con ello, porque tengo la tensión por las nubes. A ver si encuentro un hueco, porque con las clases de baile, gimnasio, curro, los críos… no hay manera. Me he pasado media vida ahorrando para viajar y me quedo inválido de golpe. Quiero estar bien con mi cuñado, pero cuando empieza con ese tema… Sé que tengo que perdonar al que me violó, dejarlo todo atrás, porque no consigo que ninguna relación me dure un mes. Mi mujer dice que siempre estoy ocupado y no hablamos nunca del problema,pero es que no hay problema, así que no hay nada de que hablar. Creo que está con alguien, pero si le pregunto va a decir que no. Voy a mirarle los sms y ver a dónde va. Sé que tengo muchos problemas en mis relaciones con los demás, pero veo por la tele que los demás están peor. Hasta que mis hijos no sean mayores no voy a pensar en mi. Como ahora me dicen todo esto, no sé lo que está bien o no, si todo es un sueño, voy a hacer lo que siempre he querido, incluyendo cosas ilegales y poco éticas. Como no escucho ninguna voz que diga que es el E.S. paso de calentarme la cabeza.

la llave de tu felicidad está en tu cabeza

Citas:

Dijo Jesús): «Si no os abstenéis del mundo, no encontraréis el Reino; si no hacéis del sábado sábado, no veréis al Padre»

Dijo Jesús: «Yo estuve en medio del mundo y me manifesté a ellos en carne. Los hallé a todos ebrios (y) no encontré entre ellos uno siquiera con sed. Y mi alma sintió dolor por los hijos de los hombres, porque son ciegos en su corazón y no se percatan de que han venido vacíos al mundo y vacíos intentan otra vez salir de él. Ahora bien: por el momento están ebrios, pero cuando hayan expulsado su vino, entonces se arrepentirán»

Dijo Jesús: «No es posible que uno entre en la casa del fuerte y se apodere de ella (o de él) de no ser que logre atarle las manos a éste: entonces sí que saqueará su casa»

Dijo Jesús: «Haceos pasajeros»

Dijo Jesús: «Quien no odie a su padre y a su madre, no podrá ser discípulo mío. Y (quien no) odie a sus hermanos y hermanas (y no cargue) con su cruz como yo, no será digno de mí».

[Un hombre] le [dijo]: «Di a mis hermanos que repartan conmigo los bienes de mi padre». Él replicó: «¡Hombre! ¿Quién ha hecho de mí un repartidor?» Y se dirigió a sus discípulos, diciéndoles: «¿Es que soy por ventura un repartidor?».

Él dijo: «Señor, hay muchos alrededor del aljibe, pero no hay nadie dentro del aljibe».

Dijo Jesús: «Muchos están ante la puerta, pero son los solitarios los que entrarán en la cámara nupcial».

Dijo Jesús: «¿Por qué laváis lo exterior del vaso? ¿Es que no comprendéis que aquel que hizo el interior no es otro que quien hizo el exterior?».

Los discípulos le dijeron: «Tus hermanos y tu madre están afuera». Él les dijo: «Los aquí (presentes) que hacen la voluntad de mi Padre, éstos son mis hermanos y mi madre; ellos son los que entrarán en el reino de mi Padre».

«El que no aborreció a su padre y a su madre como yo, no podrá ser [discípulo] mío; y quien [no] amó [a su padre] y a su madre como yo, no podrá ser [discípulo] mío; pues mi madre, la que […], pero [mi madre] de verdad me ha dado la vida».

Dijo Jesús: «Quien haya encontrado el mundo y se haya hecho rico, ¡que renuncie al mundo!».

ATAQUE Y DEFENSA. ESTAR EN GUERRA

Unidad

Soy el Hijo de Dios y nada puede amenazarme. Si creo que algo me amenaza es porque no estoy viéndolo correctamente. Tengo un problema de percepción. No e doy cuenta de que lo que parece un ataque exterior es un ataque que ya me he hecho en el interior primero (creer que soy una persona a la que se le puede atacar). Creer en la enfermedad es un ataque contra la verdad: yo no soy un cuerpo. Creer que tengo derecho a defenderme es un error, porque no existe el ataque. Mis hermanos y yo somos el mismo ser, y ese que parece atacarme es sólo un hermano muy confundido. No es malo/a, porque ya no creo en el mal. Ni es culpable, porque no creo en la culpa. Voy recordando que soy inocente. Voy a perdonar toda ilusión de amenaza externa o interna, independientemente de la acción que parezca hacer “fuera”. Para tener paz, enseña paz, para así aprender lo que es. Y cuanto más lo practiques más tiempo será parte de tu vida.

frase-solo-cuando-la-mente-esta-libre-de-ideas-y-creencias-puede-actuar-correctamente-jiddu-krishnamurti-118335

Dualidad

Yo no soy violento, pero Nico sí: él pega a su mujer, pero yo sé contenerme. Estoy más evolucionada que la subnormal de Carmen, porque le chilla a todo el mundo, y yo sé callármelo. Soy muy pacífico, pero si me tocan las narices… Rosa cree que el año que viene nos van a echar. La mejor defensa es un buen ataque. En La Sexta han dicho que va a haber más recortes. Aunque me siga pegando, no voy a dejar a mi marido, porque eso es que no lo he perdonado. Lávate los dientes que vas a coger caries. Tengo que pedirle perdón por el daño que le causé. Creer que no hay amenazas es pasotismo. Mujer, quiero las lentejas para las 3. ¿Todavía no me has planchado la camisa? Es normal que no me quiera, no valgo una mierda. Parece que ahora que intento ser mejor persona se me pone todo en contra. Me atacan por todos sitios.

Citas:

Dijo Jesús: «Quizá piensan los hombres que he venido a traer paz al mundo, y no saben que he venido a traer disensiones sobre la tierra: fuego, espada, guerra. Pues cinco habrá en casa: tres estarán contra dos y dos contra tres, el padre contra el hijo y el hijo contra el padre. Y todos ellos se encontrarán en soledad».

Dijo Jesús: «Dichosos vosotros cuando se os odie y se os persiga, mientras que ellos no encontrarán un lugar allí donde se os ha perseguido a vosotros» Y 69. Dijo Jesús: «Dichosos los que han sufrido persecución en su corazón: éstos son los que han reconocido al Padre de verdad». (Dijo Jesús): «Dichosos los hambrientos, pues el estómago de aquellos que hambrean se saciará».

Dijo Jesús: «Dichoso el hombre que sabe [por qué] flanco van a entrar los ladrones, de manera que (le dé tiempo a) levantarse, recoger sus […] y ceñirse los lomos antes de que entren»
105. Dijo Jesús: «Quien conociere al padre y a la madre, será llamado hijo de prostituta».
En la Biblia Jesús, conociendo su futuro próximo ante Jerusalén, en lugar de huir ante la aparente amenaza, dice: “He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le entregarán a los gentiles… y le escarnecerán, le azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al tercer día resucitará.” (Marcos 10:33,34).

UCDM también afirma:

Ese es el mundo que ves: un juicio contra ti mismo, que tú mismo has emitido. (T.20.III.5.5).

No existe en absoluto. Tus juicios, no obstante, le imponen una sentencia, la justifican y hacen que sea real… El ego protege celosamente esa imagen enfermiza de ti mismo, pues ésa es su imagen y lo que él ama, y la proyecta sobre el mundo. Y tú te ves obligado a adaptarte a este mundo mientras sigas creyendo que esa imagen es algo externo a ti, y que te tiene su merced. Ese mundo es despiadado, y si se encontrase fuera de ti, tendrías ciertamente motivos para sentirte atemorizado.

DAR Y RECIBIR. ESCASEZ

Unidad

Dar (amar a otro) es extender y recibir (amarse), es la prueba de que mi hermano y yo somos el miso. Sólo cuando creo que me puede faltar es cuando puedo vivir la escasez. Si no doy, empezaré a non recibir, aunque no debe convertirse en un objetivo en sí mismo. Siempre tendré estabilidad económica si no me siento culpable de vivir bien.. También mientras me dé igual perder en cualquier momento mi riqueza o haya aceptado de antemano compartirlo con quien sé que no va a devolvérmelo. Si quiero que me amen amaré a los demás primero.

Dualidad

Jó, allá donde voy sólo veo caras largas y me amargo. Aquí todos van a su apaño, así que yo al mío. Tu madre ya empieza a hacerse la víctima con que está sola y nadie se queda con ella. Es un buffé libre, come lo que puedas y échate lo demás al bolso. Tengo la conciencia tranquila: pago mis impuestos, voy a misa y a veces dejo unas monedas cuando salgo. Lo mejor es comprarse acciones de las grandes compañías. Ya está ese mendigo llamando a mi puerta otra vez. A los moros y ecuatorianos hay que echarlos ya.

salud-mental

Citas:

Dijo Jesús: «Yo os daré lo que ningún ojo ha visto y ningún oído ha escuchado y ninguna mano ha tocado y en ningún corazón humano ha penetrado».

Jesús dijo: «A quien tiene en su mano se le dará; y a quien nada tiene —aun aquello poco que tiene— se le quitará».

Dijo Jesús: «Bienaventurados los pobres, pues vuestro es el reino de los cielos».

Dijo Jesús: «Había un hombre rico que poseía una gran fortuna, y dijo: Voy a emplear mis riquezas en sembrar, cosechar, plantar y llenar mis graneros de frutos de manera que no me falte de nada. Esto es lo que él pensaba en su corazón; y aquella noche se murió. El que tenga oídos, que oiga».

Dijo Jesús: «El reino del Padre se parece a un comerciante poseedor de mercancías, que encontró una perla. Ese comerciante era sabio: vendió sus mercancías y compró aquella perla única. Buscad vosotros también el tesoro imperecedero allí donde no entran ni polillas para devorar(lo) ni gusano para destruir(lo)».

Dijo Jesús: «¿A qué salisteis al campo? ¿Fuisteis a ver una caña sacudida por el viento? ¿Fuisteis a ver a un hombre vestido de ropas finas? [Mirad a vuestros] reyes y a vuestros magnates: ellos son los que llevan [ropas] finas, pero no podrán reconocer la verdad» 86. Dijo Jesús: «[Las zorras tienen su guarida] y los pájaros [su] nido, pero el Hijo del hombre no tiene lugar donde reclinar su cabeza (y) descansar».

Dijo Jesús: «Los ángeles y los profetas vendrán a vuestro encuentro y os darán lo que os corresponde; vosotros dadles asimismo lo que está en vuestra mano, dádselo (y) decíos: ¿Cuándo vendrán ellos a recoger lo que les pertenece?».

[Dijo Jesús]: «Si tenéis algún dinero, no lo prestéis con interés, sino dádselo a aquel que no va a devolvéroslo».

Dijo Jesús: «El reino del [Padre] se parece a una mujer que transporta(ba) un recipiente lleno de harina. Mientras iba [por un] largo camino, se rompió el asa (y) la harina se fue desparramando a sus espaldas por el camino. Ella no se dio cuenta (ni) se percató del accidente. Al llegar a casa puso el recipiente en el suelo (y) lo encontró vacío».

Le mostraron a Jesús una moneda de oro, diciéndole: «Los agentes de César nos piden los impuestos». Él les dijo: «Dad a César lo que es de César, dad a Dios lo que es de Dios y dadme a mí lo que me pertenece».

AMOR ESPECIAL Y ODIO ESPECIAL. EL PASADO Y EL SACRIFICIO

Unidad

Sólo existe el presente, los recuerdos del pasado son imágenes sin sentido. El único amor que existe en este mundo es el amor entre todos los hermanos. El amor de pareja o amor especial es la otra cara del odio especial (dualidad). Igual que centramos nuestro amor en una persona, podemos centrar el odio en otra o en la misma persona. El amor especial es una venganza contra el pasado, pues trato de cumplir mis deseos y como no lo consigo culpo a esa persona. Si puedo busco a otra con la que sí pueda, proyectando sobre ella mi presión y mi miedo para evitar que me ocurra lo que me ocurrió. Por eso debo perdonar esas imágenes del pasado y empezar de nuevo. Le amaré sin condiciones y también me amaré a mí mismo, porque si me odio no me apetecerá amarle. Aunque lo hagan los demás no creeré más en el sacrificio, porque si hago algo que no quiero me odiaré por ello, y me he propuesto respetarme. Entonces, ahora, amo a todos y i pareja es una de esas personas, solamente que vivo con ella.

Dualidad

Antes de empezar esta relación voy a sentar las bases: nada de irse con las amigas. O comes en casa de mi madre o despídete del fútbol. Si te casas conmigo seré siempre tuya. Lo hice por amor. Lo mejor para resolver las disputas es tener un hijo. Anda, hazlo por mí. Déjame ser tu hombre. Prométeme que soy la única. Nunca te haré daño. Para estar seguro de que me quieres deja de verla, y si nos la cruzamos me das un beso. Si me quedo en casa ¿a dónde vas tú? Él no quiere dejarla porque cree que nadie más le va a querer. Sólo pienso en ti. No puedo olvidarla, pero ahora estoy casado y tengo que continuar. No encontraré a nadie como ella. Esto no te lo perdonaré. Quiero lo mejor para mi hijo: será pintor, como yo. Normal, cuando una es madre lo más importante son los hijos, no el marido. Tengo claro que he venido a criar hijos. Tú no lo entiendes porque no tienes.

Citas:

Dijo Jesús: «Cuando veáis al que no nació de mujer, postráos sobre vuestro rostro y adoradle: Él es vuestro padre».

Le dijo una mujer de entre la turba: «Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te criaron». El [le] respondió: «Bienaventurados aquellos que han escuchado la palabra del Padre (y) la han guardado de verdad, pues días vendrán en que diréis: Dichoso el vientre que no concibió y los pechos que no amamantaron».

Marcel Vincent, maestro de UCDM.

no soy un cuerpo, soy libre

Lección 60 UCDM. Fin del primer repaso.

PRIMER REPASO
Lección 60

El repaso de hoy abarca las siguientes ideas:

1. (46) Dios es el Amor en el que perdono.

2Dios no perdona porque jamás ha condenado. 3Los que están libres de culpa no pueden culpar, y aquellos que han aceptado su inocencia no ven nada que tengan que perdonar. 4Con todo, el perdón es el medio por el cual reconoceré mi inocencia. 5Es el reflejo del Amor de Dios en la tierra. 6Y me llevará tan cerca del Cielo que el Amor de Dios podrá tenderme la mano y elevarme hasta Él.

2. (47) Dios es la fortaleza en la que confío.

2No es con mi propia fortaleza con la que perdono. 3Es con la fortaleza de Dios en mí, la cual recuerdo al perdonar. 4A medida que comienzo a ver, reconozco Su reflejo en la tierra. 5Perdono todas las cosas porque siento Su fortaleza avivarse en mí. 6Y empiezo a recordar el Amor que decidí olvidar, pero que nunca se olvidó de mí.

3. (48) No hay nada que temer.

2¡Cuán seguro me parecerá el mundo cuando lo pueda ver! 3No se parecerá en nada a lo que ahora me imagino ver. 4Todo el mundo y todo cuanto vea se inclinará ante mí para bendecirme. 5Reconoceré en todos a mi Amigo más querido. 6¿Qué puedo temer en un mundo al que he perdonado y que a su vez me ha perdonado a mí?

4. (49) La Voz de Dios me habla durante todo el día.

2No hay un solo momento en el que la Voz de Dios deje de apelar a mi perdón para salvarme. 3No hay un solo momento en el que Su Voz deje de dirigir mis pensamientos, guiar mis actos y conducir mis pasos. 4Me dirijo firmemente hacia la verdad. 5No hay ningún otro lugar adonde pueda ir porque la Voz de Dios es la única voz y el único guía que se le dio a Su Hijo.

5. (50) El Amor de Dios es mi sustento.

2Cuando escucho la Voz de Dios, Su Amor me sustenta. 3Cuando abro los ojos, Su Amor alumbra al mundo para que lo pueda ver. 4Cuando perdono, Su Amor me recuerda que Su Hijo es impecable. 5Y cuando contemplo al mundo con la visión que Él me dio, recuerdo que yo soy Su Hijo.

AUDIO CASTELLANO:

ucdm

Lecciones en castellano Un curso de milagros

Bienvenidos a nuestro canal de YouTube.

En él encontrarás Lecciones en castellano (español de españa) de Un curso de milagros (UCDM).

En nuestro canal subimos las lecciones en castellano y luego las incrustamos aquí junto con los audios del iVoox y el texto, para que las tengas disponibles en cualquier formato. Suscríbete.

https://www.youtube.com/channel/UCxhhE2gYzaPTpEOQx57tjiA/featured

AQUI

Lección 59 UCDM. Primer Repaso.

PRIMER REPASO

Lección 59

Hoy vamos a repasar las siguientes ideas:

1. (41) Dios va conmigo dondequiera que yo voy.

2¿Cómo puedo estar solo cuando Dios está siempre conmigo? 3¿Cómo puedo dudar o sentirme inseguro cuando en Él mora la perfecta certeza? 4¿Cómo puede haber algo que me pueda perturbar cuando Él mora en mí en paz absoluta? 5¿Cómo puedo sufrir cuando el amor y la dicha me rodean por mediación Suya? 6No he de abrigar ninguna ilusión con respecto a mí mismo. 7Soy perfecto porque Dios va conmigo dondequiera que yo voy.

2. (42) Dios es mi fortaleza. 2La visión es Su regalo.

3Hoy no recurriré a mis propios ojos para ver. 4Quiero estar dispuesto a dejar de lado la lamentable ilusión de que puedo ver, e intercambiarla por la visión que Dios me da. 5La visión de Cristo es Su regalo y Él me lo ha dado. 6Hoy me valdré de este regalo de tal forma que este día me ayude a comprender la eternidad.
3. (43) Dios es mi Fuente. 2No puedo ver separado de Él.

3Puedo ver lo que Dios quiere que vea. 4No puedo ver nada más. 5Más allá de Su Voluntad sólo hay ilusiones. 6Son éstas las que elijo cuando pienso que puedo ver separado de Él. 7Son éstas las que elijo cuando trato de ver con los ojos del cuerpo. 8No obstante, se me ha dado la visión de Cristo para reemplazarlos. 9A través de esta visión es como elijo ver.

4. (44) Dios es la luz en la que veo.

2No puedo ver en la oscuridad. 3Dios es la única luz. 4Por lo tanto, si he de ver, tiene que ser por medio de Él. 5He tratado de definir lo que es ver y me he equivocado. 6Ahora se me concede poder entender que Dios es la luz en la que veo. 7Le daré la bienvenida a la visión y al mundo feliz que me mostrará.
5. (45) Dios es la Mente con la que pienso.

2No tengo pensamientos que no comparta con Dios. 3No tengo pensamientos aparte de los Suyos porque no tengo otra mente que la Suya. 4Puesto que soy parte de Su Mente mis pensamientos son Suyos, y Sus Pensamientos son míos.

AUDIO CASTELLANO:

ucdm

Lección 58 UCDM. Primer Repaso.

PRIMER REPASO

Lección 58

Hoy vamos a repasar las siguientes ideas:

1. (36) Mi santidad envuelve todo lo que veo.

2De mi santidad procede la percepción del mundo real. 3Habiendo perdonado, ya no me considero culpable. 4Puedo aceptar la inocencia que es la verdad con respecto a mí mismo. 5Cuando veo el mundo con los ojos del entendimiento, sólo veo su santidad porque lo único que puedo ver son los pensamientos que tengo acerca de mí mismo.

2. (37) Mi santidad bendice al mundo.

2La percepción de mi santidad no me bendice únicamente a mí. 3Todas las personas y todo cuanto veo en su luz comparten la dicha que mi santidad me brinda. 4No hay nada que esté excluido de esta dicha porque no hay nada que no comparta mi santidad. 5A medida que reconozca mi santidad, la santidad del mundo se alzará resplandeciente para que todos la vean.
3. (38) No hay nada que mi santidad no pueda hacer.

2El poder curativo de mi santidad es ilimitado porque su poder para salvar es ilimitado. 3¿De qué me tengo que salvar, sino de las ilusiones? 4¿Y qué son las ilusiones sino falsas ideas acerca de mí? 5Mi santidad las desvanece a todas al afirmar la verdad de lo que soy. 6En presencia de mi santidad, la cual comparto con Dios Mismo, todos los ídolos desaparecen.

4. (39) Mi santidad es mi salvación.

2Puesto que mi santidad me absuelve de toda culpa, reconocer mi santidad es reconocer mi salvación. 3Es también reconocer la salvación del mundo. 4Una vez que haya aceptado mi santidad, nada podrá atemorizarme. 5Y al no tener miedo, todos compartirán mi entendimiento, que es el regalo que Dios me hizo a mí y al mundo.
5. (40) Soy bendito por ser un Hijo de Dios.

2En esto reside mi derecho a lo bueno y sólo a lo bueno. 3Soy bendito por ser un Hijo de Dios. 4Todo lo que es bueno me pertenece porque así lo dispuso Dios. 5Por ser Quien soy no puedo sufrir pérdida alguna, ni privaciones ni dolor. 6Mi Padre me sustenta, me protege y me dirige en todo. 7El cuidado que me prodiga es infinito y eterno. 8Soy eternamente bendito por ser Su Hijo.

AUDIO CASTELLANO:

Creer en ti
<

El recuerdo de nuestra verdad, Rosa María Wynn

Rosa María Wynn es la traductora al castellano de Un curso de milagros. En estos dos vídeos (parte 1 y parte 2) nos habla sobre el curso, sobre cómo llegó a su vida y la forma en que transcurrieron los acontecimientos para poder realizar la traducción del mismo.

PARTE 1

PARTE 2

Lección 57 UCDM. Primer repaso.

PRIMER REPASO

Lección 57

Repasemos hoy las siguientes ideas:

1. (31) No soy víctima del mundo que veo.

2¿Cómo puedo ser la víctima de un mundo que podría quedar completamente des-hecho si así lo eligiese? 3Mis cadenas están sueltas. 4Puedo desprenderme de ellas sólo con desearlo. 5La puerta de la prisión está abierta. 6Puedo marcharme en cualquier momento sólo con echar a andar. 7Nada me retiene en este mundo. 8Sólo mi deseo de permanecer aquí me mantiene prisionero. 9Quiero renunciar a mis desquiciados deseos y caminar por fin hacia la luz del sol.

2. (32) He inventado el mundo que veo.

2Yo mismo erigí la prisión en la que creo encontrarme. 3Basta con que reconozca esto y quedo libre. 4Me he engañado a mí mismo al creer que era posible aprisionar al Hijo de Dios. 5He estado terriblemente equivocado al creer esto, y ya no lo quiero seguir creyendo. 6El Hijo de Dios no puede sino ser libre eternamente. 7 Es tal como Dios lo creó y no lo que yo he querido hacer de él. 8El Hijo de Dios se encuentra donde Dios quiere que esté y no donde yo quise mantenerlo prisionero.
3. (33) Hay otra manera de ver el mundo.

2Dado que el propósito del mundo no es el que yo le he asignado, tiene que haber otra manera de verlo. 3Veo todo al revés y mis pensamientos son lo opuesto a la verdad. 4Veo el mundo como una prisión para el Hijo de Dios. 5Debe ser, pues, que el mundo es realmente un lugar donde él puede ser liberado. 6Quiero con¬templar el mundo tal como es y verlo como un lugar donde el Hijo de Dios encuentra su libertad.

4. (34) Podría ver paz en lugar de esto.

2Cuando vea el mundo como un lugar de libertad, me daré cuenta de que refleja las leyes de Dios en lugar de las reglas que yo inventé para que él obedeciera. 3Comprenderé que es la paz, no la guerra, lo que mora en él. 4Y percibiré asimismo que la paz mora también en los corazones de todos los que comparten este lugar conmigo.
5. (35) Mi mente es parte de la de Dios. 2Soy muy santo.

3A medida que comparto la paz del mundo con mis hermanos empiezo a comprender que esa paz brota de lo más profundo de mí mismo. 4El mundo que contemplo ha quedado iluminado con la luz de mi perdón y refleja dicho perdón de nuevo sobre mí. 5En esta luz empiezo a ver lo que mis ilusiones acerca de mí mismo ocultaban. 6Empiezo a comprender la santidad de toda cosa viviente, incluyéndome a mí mismo, y su unidad conmigo.

AUDIO CASTELLANO:

Mira hacia el interior

Lección 56 UCDM. Primer repaso.

PRIMER REPASO

Lección 56

Nuestro repaso de hoy abarca lo siguiente:

1. (26) Mis pensamientos de ataque atacan mi invulnerabilidad.

2¿Cómo puedo saber quién soy cuando creo estar sometido a continuos ataques? 3El dolor, la enfermedad, la pérdida, la vejez y la muerte parecen acecharme. 4Todas mis esperanzas, aspiraciones y planes parecen estar a merced de un mundo que no puedo controlar. 5Sin embargo, la seguridad perfecta y la plena realización constituyen mi verdadera herencia. 6He tratado de despojarme de mi herencia a cambio del mundo que veo. 7Pero Dios la ha salvaguardado para mí. 8Mis pensamientos reales me enseñarán lo que es mi herencia.

2. (27) Por encima de todo quiero ver.

2Al reconocer que lo que veo es un reflejo de lo que creo ser, me doy cuenta de que mi mayor necesidad es la visión. 3El mundo que veo da testimonio de cuán temerosa es la naturaleza de la imagen que he forjado de mí mismo. 4Si he de recordar quién soy, es esencial que abandone esta imagen de mí mismo. 5A medida que dicha imagen sea reemplazada por la verdad, se me concederá la visión. 6Y con esta visión contemplaré al mundo y a mí mismo con caridad y con amor.

3. (28) Por encima de todo quiero ver de otra manera.

2El mundo que veo mantiene en vigor la temerosa imagen que he forjado de mí mismo y garantiza su continuidad. 3Mientras siga viendo el mundo tal como lo veo ahora, la verdad no podrá alborear en mi conciencia. 4Dejaré que la puerta que se encuentra detrás de este mundo se abra, para así poder mirar más allá de él al mundo que refleja el Amor de Dios.

4. (29) Dios está en todo lo que veo.

2Tras cada imagen que he forjado, la verdad permanece inmutable. 3Tras cada velo que he corrido sobre la faz del amor, su luz sigue brillando sin menoscabo. 4Más allá de todos mis descabellados deseos se encuentra mi voluntad, unida a la Voluntad de mi Padre. 5Dios sigue estando en todas partes y en todas las cosas eternamente. 6Y nosotros, que somos parte de Él, habremos de ver más allá de las apariencias, y reconocer la verdad que yace tras todas ellas.

5. (30) Dios está en todo lo que veo porque Dios está en mi mente.

2En mi propia mente, aunque oculto por mis desquiciados pensamientos de separación y ataque, yace el conocimiento de que todo es uno eternamente. 3Yo no he perdido el conocimiento de Quién soy por el hecho de haberlo olvidado. 4Ha sido salvaguardado para mí en la Mente de Dios, Quien no ha abandonado Sus Pensa¬mientos. 5Y yo, que me cuento entre ellos, soy uno con ellos y uno con Él.

AUDIO CASTELLANO:

Momento Presente